Los profesionales del campo se mantienen estables desde 2015

P.V.
-

El sector primario acoge unos 60.000 trabajadores desde hace media docena de años, aunque el paro agrario se reduce debido a la pérdida de activos por el envejecimiento

Varias personas trabajan en la campaña de vendimia de una bodega de la provincia de Burgos. - Foto: Alberto Rodrigo

El sector primario acoge unos 60.000 trabajadores desde hace media docena de años, aunque el paro agrario se reduce debido a la pérdida de activos por el envejecimientoEl campo castellano y leonés, al contrario que en otras comunidades autónomas, creó empleo en enero de este año y el número de profesionales afiliados a la Seguridad Social se mantiene estable en el último lustro con pequeñas pérdidas. El número de trabajadores sufrió en enero de 2020 un descenso del 0,22 por ciento respecto al mismo mes del año anterior (138 trabajadores menos) y esta tendencia se ha venido repitiendo desde 2016, año en el que se bajó de los 60.000 afiliados.
En la última década, el sector agrario de Castilla yLeón ha perdido casi 6.000 efectivos, es decir un 9,5 por ciento menos, según los datos de la Seguridad Social. Estas cifras contrastan con los datos a nivel nacional, donde el número de afiliados descendió en 47.166 personas, un 4,12 por ciento menos, en enero de 2020 comparado con el mismo mes del año anterior.
Respecto al empleo, las organizaciones profesionales agrarias consideran que los últimos datos del paro de enero de 2020 ponen en evidencia que la subida del Salario Mínimo Interprofesional no va a influir en la destrucción de puestos de trabajo en este sector en Castilla yLeón. Es más, mientras que a nivel nacional, el desempleo subió en el primer mes de 2020 en casi 6.500 personas en esta categoría, en la Comunidad castellana y leonesa descendió en 697.
En el caso de la actividad agraria en España, el Sistema Especial Agrario del Régimen General es el más utilizado agrupando al 70 por ciento de los trabajadores del sector, aunque Andalucía, Murcia, Extremadura y la Comunidad Valenciana superan estos porcentajes. Sin embargo, en Castilla y León solo se encuentran en este sistema el 23 por ciento de los afiliados y, en cambio, el 48 por ciento de los activos lo están bajo el Sistema Especial de Trabajadores Agrarios.
Titulares y asalariados

Este hecho fue destacado también por las organizaciones agrarias, que recalcaron que la Comunidad tiene unos 40.000 titulares de explotaciones agrarias y otros 20.000 empleados. «En los últimos años han descendido los autónomos y han aumentado el número de asalariados», señaló el presidente de Asaja en Castilla y León, Donaciano Dujo, que matizó que «habitualmente» el empleado del campo suele ser una persona fija en explotaciones agrícolas y ganaderas, que consolidan su puesto de trabajo y cobran más que el Salario Mínimo Interprofesional.
«En nuestra Comunidad no hay lugar para esta reivindicación porque la mayoría de las personas que trabajan en el campo tienen un sueldo superior al SMI. Lo que deseamos de verdad es la rentabilidad de nuestras explotaciones», destacó Dujo.
La misma opinión comparte Aurelio González, coordinador regional de UPA, que cree que la subida del SMI no va a afectar a Castilla yLeón como otras comunidades. «Nuestro problema no es que suba más, porque los trabajadores que contratamos lo hacemos con un salario superior. Nuestro problema es la rentabilidad de las explotaciones», apuntó.
Respecto a la evolución de las afiliaciones a la Seguridad Social, Dujo insistió en que se irá produciendo un descenso paulatino porque son muchos más los que se jubilan que los se incorporan: «Es un sector envejecido en el que más del 50 por ciento de los titulares de las 40.000 explotaciones agrícolas tienen más de 55 años».
También el coordinador regional de UCCL, Jesús Manuel González Palacín, matizó que se trata de un «sector envejecido» en el que no se incorporan nuevos efectivos. Además, indicó que los profesionales del campo se encuentran con problemas para contratar a personal cualificado, principalmente para la explotaciones ganaderas. «A veces es más la demanda que la oferta», indicó. Desde su punto de vista, compartido con el resto de sus compañeros de las opas, la subida del SMI no va a afectar en nuestra Comunidad.