Villarcayo y Medina alertan del colapso de las urgencias

A.C.
-

Sus coordinadores médicos pidieron medidas urgentes al gerente de Primaria y apoyo a las zonas con menos de mil cartillas

Villarcayo y Medina alertan del colapso de las urgencias

Los coordinadores de los centros de salud de Medina de Pomar, Manuel Ruiz, y Villarcayo, Luis Estrella, afirmaron a DB que la atención de las urgencias en ambas zonas de salud está al borde del colapso. Así se lo trasladaron al gerente de Atención Primaria, Santiago Rodríguez, en un encuentro celebrado en Medina el pasado 27 de febrero durante más de tres horas, en el que le pidieron soluciones urgentes a la dificilísima situación que están viviendo. Si no llegan las decisiones para reorganizar las guardias médicas o dotarlas con los facultativos necesarios, las urgencias de Villarcayo podrían cerrar en abril y, en Medina, podría suceder tres cuartos de lo mismo si tres de sus médicos de equipo que valoran pedir la exención de realizar guardias por tener más 55 años, acaban tomando esa decisión. Medina y Villarcayo atienden a 11.500 personas que residen en 126 poblaciones de 6 municipios.

En la reunión estuvieron también los coordinadores de los valles de Losa, Valdebezana y Tobalina, zonas con menos de un millar de tarjetas sanitarias cada una y donde en cada caso están operativos tres médicos de equipo y dos de área, aunque no todos realizan guardias. Mientras, en Villarcayo, cuentan con cuatro médicos de equipo en activo y el único de área se va el 15 de abril fuera de España. De los cinco, solo dos hacen guardias. En Medina, por contra, los siete médicos de equipo, cinco de ellos mayores de 55 años,  hacen guardias, por lo que Ruiz tiene claro que "el centro funciona por la buena voluntad de los profesionales", quienes están sobrepasados de trabajo y realizan seis guardias mensuales (24 horas seguidas de trabajo), el doble de lo que les correspondería. Como apoyo solo tienen un médico de área a media jornada, cuando precisarían tres más.

Ante esta situación y la presión asistencial que soportan los centros de Medina y Villarcayo, en la reunión se planteó a los coordinadores de Tobalina, Valdebezana y Losa contar con el apoyo de sus plantillas, pero no se cerró ningún acuerdo. Frente a una media de 30 urgencias diarias que en verano se disparan a 80, en Medina, los centros más pequeños se sitúan en cifras, como 5 urgencias diarias. Los coordinadores de Medina y Villarcayo plantearon reducir los horarios de urgencias de esos centros para compartir profesionales y completar el servicio fortaleciendo Medina y Villarcayo con una UVI móvil más e incluso alguna ambulancia medicalizada más para desde estos puntos atender sus zonas básicas de salud y las de menor población. Para ellas también se planteó ampliar los convenios con los gobiernos vasco y cántabro con el fin de facilitar la atención primaria de urgencia a las localidades limítrofes muy alejadas de Medina y Villarcayo, en centros de salud, como el de Espejo, en Álava, o Reinosa, en Cantabria.

Médicos sin MIR. Asimismo, los cinco coordinadores coincidieron en la necesidad de contratar profesionales sin el MIR en la especialidad de Medicina de Familia para paliar esta situación de manera transitoria, teniendo en cuenta que médicos de prestigio ya ejercen sin el MIR, porque trabajan desde antes de su obligatoriedad en 1995. Los coordinadores denuncian que, de toda esta situación ya se alertó a la Consejería de Sanidad hace años, pero sigue sin tomar decisiones. El gerente de Atención Primaria le trasladará todas las propuestas en una reunión este jueves.