La reforma de la plaza Santiago será integral

C.M.
-

Se prevé levantar toda la plaza y reformar la impermeabilización con una técnica y evitar así las humedades en el aparcamiento subterráneo. También se quitarán los árboles y se sustituirán por otros, así como también se cambia la iluminación

Usuarios del aparcamiento muestran las humedades. - Foto: Luis Lopez Araico Luis López Araico

El proyecto encargado por el Ayuntamiento para la remodelación y reparación de las humedades del aparcamiento situado debajo estima el coste en 2,3 millones de euros, prácticamente el doble de la partida consignada, 1,2 millones de euros en dos anualidades (500.000 euros en 2019 y 700.000 en 2020). La tazón de ese elevado coste es que los redactores del proyecto proponen impermeabilizar la totalidad de la superficie con una técnica novedosa. También se quitarán los árboles actuales y se cambiará la iluminación. La redacción del proyecto se adjudicó a Servicios de Arquitectura, Construcción, Ingeniería e Inspección por 60.000 euros. El contrato se firmó en febrero y la empresa disponía de 6 meses para entregar el documento. Posteriormente, serán los servicios técnicos municipales los que deben supervisarlo y aprobarlo en el consejo de la Gerencia de Fomento. 
El hecho de que todavía no se hayan redactado los pliegos de condiciones para sacar el concurso hace que esta actuación se tenga que dejar para 2020, dado que es necesario adjudicar la obra antes del 31 de diciembre de este año o se perderá el dinero. 
cumplir la sentencia. El Ayuntamiento está obligado por la sentencia del Tribunal Superior de Justicia, que confirmó otra del Tribunal Contencioso Administrativo, a arreglar la plaza de Santiago, así como las humedades que se generan en el aparcamiento subterráneo con 244 plazas. La administración local ignoró durante años las reclamaciones de los vecinos frente a la defectuosa ejecución de las obras en la superficie por parte de Ferrovial en 2006, que los fallos judiciales vinieron a confirmar. 
Una vez que las sentencias fueron firmes, el Ayuntamiento encargó el proyecto de reforma y consignó el dinero necesario para ello.