La Iglesia aumenta un 20% los recursos asistenciales por la crisis

I.L.H. / Burgos
-

Los gastos en este tipo de servicios superan los 4 millones de euros. El ejercicio de 2013 aporta un saldo negativo de 350.000 euros, que afrontarán con el superávit de años anteriores

El ecónomo de la diócesis, Vicente Rebollo (segundo por la izquierda), presentó las cuentas e hizo un llamamiento para participar en la colecta de mañana. - Foto: Patricia

Después de dos años consecutivos de superávit, la Iglesia burgalesa ha cerrado el ejercicio de 2013 con un déficit de casi 350.000 euros. Las cifras aportadas por la institución indican que el año pasado tuvieron unos ingresos superiores a los 31 millones de euros (31.069.680), pero las consecuencias de la situación económica les ha llevado a aumentar el gasto hasta los 31.417.303 euros:«La Iglesia burgalesa no puede quedarse al margen de la crisis económica actual y no puede permitirse el lujo de realizar recortes en su labor pastoral, educativa y asistencial», afirmó Vicente Rebollo.   
La crisis ha motivado, según el ecónomo diocesano, el aumento en un 20% de los recursos asistenciales y pastorales, que en conjunto alcanzan casi los 9 millones de euros, de los que 4 se han destinado a actividades concretamente de asistencia. Vicente Ruiz de Mencía, miembro del consejo diocesano, añadió que han sido atendidas 54.823 personas: «Eso significa que la Iglesia burgalesa acompañó el año pasado a casi uno de cada siete burgaleses, subrayando con ello no solo la necesidad asistencial de la población burgalesa, sino también la respuesta que la diócesis intenta dar a cada una de ellas».
En el apartado de gastos también se incrementó un 20% el dinero destinado al «mantenimiento de los salarios y el personal», que entre las retribuciones a los seglares y al clero superan los 14 millones de euros (48% del gasto). En el otro extremo, en de la reducción, se ha disminuido la cantidad destinada a la rehabilitación y conservación de edificios(supone el 13,40% del gasto), «no porque no creamos en ello, sino porque hemos optado por las personas», señaló Rebollo.
En cuanto a los ingresos, «han crecido significativamente los donativos y suscripciones». El año pasado con este concepto superaron el millón de euros, aunque si juntamos las colectas y otros ingresos de los fieles alcanzaron los 4.183.491 de euros (el 13, 46% de los ingresos). Se contabiliza en otro apartado, pero también sirven para financiarse, las aportaciones que los ciudadanos hacen con el IRPF: en 2013 estuvieron a punto de alcanzar los 6 millones de euros (5.978.859), lo que supone un 19,4% de sus ingresos. En cuanto a las subvenciones públicascorrientes (educación, sanidad, etc.), superan los 12 millones de euros.

Mañana, nueva colecta

El domingo se celebra el día de la Iglesia diocesana, una jornada que además de dar a conocer la labor llevada a cabo el año anterior, sirve también para recaudar fondos. La colecta de este día «ha menguado sus ingresos en los últimos años», según Ruiz de Mencía, por lo que hacen un llamamiento para que los fieles colaboren: «La Iglesia tampoco se escapa de la crisis y los burgaleses priorizan sus donativos». En 2013 recaudaron con esta jornada 152.235 euros; en 2012 fueron 182.000 y en 2011, 164.000.