Los servicios sociales regionales sacan un notable

SPC
-

Un informe de la Asociación Estatal de Directores y Gerentes en Servicios Sociales otorga una nota de 7,45 a los servicios sociales de la Comunidad y su déficit se centra en plazas de estancias diurnas para mayores y en teleasistencia

Los servicios sociales regionales sacan un notable - Foto: Jonathan Tajes

Castilla y León ocupa un lugar destacado en la clasificación de las comunidades autónomas en el desarrollo de su Sistema de Servicios Sociales, con una nota de 7,45 puntos, solo superada por el País Vasco y Navarra, lo que supone que obtiene la mejor calificación entre las autonomías de régimen común, si bien en 2018 detiene el crecimiento respecto a 2014.

Así lo refleja el último informe de la Asociación Estatal de Directores y Gerentes en Servicios Sociales publicado este lunes, en el que se contempla una leve caída sobre 2017, cuya calificación se sitúo en el 7,50.

Según el informe, mejora en tres indicadores sobre el pasado año: en el gasto por habitante/año, que ha pasado de 388,65 euros en 2016 (liquidado) a 433,22 presupuestados en 2018 (cuando la media estatal para 2018 es de 381,25 euros); en el porcentaje de la inversión sobre el PIB regional, 1,72 en 2016, a 1,844 en 2018 (media estatal 1,525); en porcentaje sobre su presupuesto total, al pasar del 10,77 por ciento en 2016 al 11,21 en 2018 (media estatal 9,36 por ciento).

Respecto a la cobertura efectiva de prestaciones y servicios, Castilla y León se encuentra por encima de la media estatal en casi todos los indicadores contemplados, alcanzando la Excelencia en este apartado. Así, destaca de manera especial su cobertura en materia de dependencia, de manera que el 13,63 por ciento de su población potencialmente dependiente recibe prestaciones o servicios del Sistema (10,07 por ciento de media estatal).

De la misma manera, se sitúa por encima de la media estatal en Rentas Mínimas de Inserción, tanto por su cobertura, beneficiando al 10,7 por ciento de las personas bajo el umbral de la pobreza en esa Comunidad, frente al 8,0 por ciento de media estatal, como en la cuantía media por perceptor, que supone el equivalente al 16,55 por ciento de la renta media en esa Comunidad, frente al 13,21 por ciento de media estatal.

El porcentaje de plazas residenciales para personas mayores de 65 años (5,07) duplica la media estatal (2,47). Por su parte, en Ayuda a Domicilio sus datos son muy similares a la media estatal: 4,68 por ciento de cobertura frente al 4,2 por ciento y una intensidad media de 18,0 horas mensuales frente a 18,89 horas a nivel estatal.

También en lo referido a las personas con discapacidad Castilla y León se coloca por encima de media, con 4,0 por ciento de plazas residenciales frente a 1,4 por ciento, y en plazas ocupacionales y diurnas, con una cobertura del 5,8 por ciento frente al 2,67 por ciento de media estatal.

Por último, en plazas de acogida para mujeres víctimas de violencia de género, Castilla y León, con 20,3 plazas por cada 100 mujeres con orden de protección en esa Comunidad, duplica la media estatal que es de 9,91.

Sus déficits en cobertura se centran en plazas de estancias diurnas para personas mayores, con una cobertura de 0,94 por ciento frente a 1,09 por ciento de media estatal y, sobre todo, en teleasistencia, con una cobertura de 5,64 por ciento frente al 9,29 por ciento de media del conjunto de España. Así mismo, su cobertura de plazas residenciales para personas sin hogar (41,8 por cada 100.000 habitantes) está por debajo de la media estatal que es de 62,0.

Entre las recomendaciones a la Junta de Castilla y León y Entidades Locales implicadas (Diputaciones y Ayuntamientos) figura que consideren a los servicios domiciliarios como una prioridad de carácter estratégico no solo para los servicios sociales, sino también por su efecto sobre la articulación y sostenibilidad del territorio y por su impacto para el empleo.


Las más vistas