Rechazan que el ICO perdone la deuda de Villalonquéjar

C.M.
-

El PSOE y Podemos no aceptan la alegación que el PP presentó a los Presupuestos Generales de 2021 para que se condonaran 42 millones. El senador Javier Lacalle considera que es «un agravio comparativo»

El Consorcio se constituyó para lograr ampliar el polígono industrial y acoger nuevas empresas. - Foto: Alberto Rodrigo

El PSOE y Podemos han rechazado que el Instituto de Crédito Oficial (ICO) perdone la deuda que el Consorcio de Villalonquéjar IV tiene con este organismo al igual que ha hecho con la que generó el Consorcio para gestionar la Copa América en Valencia. Los dos partidos que sustentan al Gobierno del Estado, junto a ERC, EH Bildu y PNV, rechazaron la enmienda a los Presupuestos Generales de 2021 que en este sentido presentaron los senadores por Burgos, de modo que no se condonará y se producirá lo que los populares consideran un «agravio comparativo». 

La página 438 del Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado ya contenía una disposición adicional, que alertó a los políticos burgaleses, en la que se señalaba que la administración asumía «la deuda que el Consorcio Valencia 2007 tiene frente al Instituto de Crédito Oficial en virtud de escritura pública de fecha 6 de septiembre de 2005 con la finalidad de financiar las inversiones realizadas en las infraestructuras vinculadas a la 32ª Copa América, quedando subrogada la Administración General del Estado en cuantos derechos y obligaciones correspondan al Consorcio». 

En la Ley 11/2020, de 30 de diciembre, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2021, publicada en el BOE del 31 de diciembre, se ratifica esa condonación aunque no establece la cantidad en concreto pero que podría estar entre los 350 y los 400 millones, según señaló el senador Javier Lacalle. «Nuestra enmienda se votó en contra por parte del bloque conformado para la aprobación de los Presupuestos y esto es un escándalo. No quisieron tocar nada del documento y esto es un agravio comparativo de Burgos con Valencia», indicó.

En este sentido, Lacalle avanzó que el Partido Popular no dejará de batallar y prevé la presentación de una iniciativa parlamentaria. «No vamos a tirar la toalla. No podemos permitir que por ley el Estado asuma la deuda de los valencianos que es muy superior a la que tenemos los burgaleses. Es intolerable y es una manera de reírse de los burgaleses», añadió.

También lamentó el silencio de los parlamentarios socialistas burgaleses. «Los diputados Esther Peña y Agustín Zamarrón deben dar explicaciones de su voto a favor de quitar la deuda a los valencianos y no a los burgaleses. 

Del texto definitivo de la ley de Presupuestos se desprende además que el Estado transferirá al Consorcio Valencia 2007 el importe que a su vez adeuda a la Autoridad Portuaria de Valencia a lo largo de los ejercicios 2021 y 2022. En el caso de este año se librará una partida de 16.911.670 euros mientras que la del ejercicio siguiente se determinará ese año. 

42 millones. El Consorcio de Villalonquéjar fue constituido en su día por el Ayuntamiento y Caja de Burgos. Tuvo que afrontar una enorme inversión para construir los viales y servicios básicos para ampliar el polígono y para ello suscribió diversos créditos, uno de ellos con Caixabank (heredera de la entidad municipal burgalesa) y otro con el Instituto de Crédito Oficial (ICO). Este último nació con un importe de 47,39 millones de euros, de los cuales hasta hoy se han amortizado 4,49. Es decir, quedan pendientes 42,89 y esto es lo que el Estado podría perdonar al Consorcio, o lo que es lo mismo, a la ciudad.

La deuda de este consorcio es de 95 millones de euros, de los que 68,5 corresponden al tramo sostenible (el que se prevé pagar con la venta de parcelas) y 26,8 a la sostenible, la que afronta en solitario el Ayuntamiento (1,6 millones de euros al año a pagar en 25 años).