CyL modificará la normativa contra la tuberculosis bovina

SPC
-

Alfonso Fernández Mañueco muestra su compromiso con «las personas del campo» por ser «quienes más cuidan y protegen el medio ambiente»

Fernández Mañueco habla con Carnero antes de participar en la reunión de trabajo con las opas, asociaciones de ganado selecto y Urcacyl en Salamanca. - Foto: Ical

La Junta de Castilla y León alcanzó ayer un acuerdo con las organizaciones profesionales agrarias, las asociaciones de ganado selecto y Urcacyl para que «la erradicación de la tuberculosis bovina sea posible», a través de una modificación de la Orden que regula la lucha contra esta enfermedad animal para facilitar la movilidad entre explotaciones.
Según explicó el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, durante la reunión celebrada en la Delegación Territorial en Salamanca con los representantes de las opas, las asociaciones ganaderas y Urcacyl, las mejoras, que implica la firma del documento, incluyen «acortar los plazos de restricción, limitar el número de pruebas a realizar y los animales que son objeto de esas pruebas, siempre con plenas garantías sanitarias».
Estas novedades se podrán poner en marcha «de manera inmediata» una vez se modifique la Orden que regula la lucha contra la tuberculosis bovina, y afectarán principalmente al mecanismo de actuación en las provincias de Ávila, Salamanca y Soria, dado que en el resto de provincias ya se pueden realizar movimientos libres a cualquier cebadero en explotaciones que no han tenido cultivo microbiológico y que tienen historial de ejemplares libres de enfermedad.
El acuerdo alcanzado incluirá así, como novedades, la reducción a dos meses del plazo de restricción del movimiento libre a cebaderos cuando se haya superado una única prueba con resultados negativos, la reducción de la necesidad de realizar el saneamiento a todos los animales pasando a serlo solo los animales objeto de traslado, la repetición de las pruebas de detección de tuberculosis solo a los animales concretos que hayan introducido el origen conflictivo, y la reducción del periodo de restricción a cuatro meses y a la realización de dos pruebas negativas cuando los ejemplares lleven tres años consecutivos sin la enfermedad. Además, y con respecto a las medidas que «exceden la competencia de la Junta», el presidente regional aseguró que trasladarán al Ministerio de Agricultura.
Apoyo al campo

El acuerdo alcanzado con las opas, las cooperativas y las organizaciones de ganado selecto muestra para la Junta el compromiso de la Administración autonómica con «las personas del campo» por ser «quienes más cuidan y protegen el medio ambiente». Así, Fernández Mañueco comprometió el apoyo de la Junta a agricultores y ganaderos «frente a todos los ataques que están recibiendo».
Además, el presidente defendió que su Ejecutivo «quiere dialogar con las asociaciones agrarias, con las cooperativas y las organizaciones de ganado selecto» desde su «compromiso con el campo». Por ello, consideró que «se están haciendo las cosas bien en Castilla y León» pero también se mostró convencido de «querer hacerlas mejor desde el diálogo y el entendimiento».