El PSOE retira sus enmiendas a la reforma del Estatuto

SPC
-

El PP mantiene la propuesta de supresión de aforamientos y reta a los socialistas a «retratarse» con un «no» que bloquee la modificación de la norma autonómica

Luis Tudanca interviene durante unPleno de las Cortes ante la mirada de su grupo parlamentario - Foto: Ical

La reforma del Estatuto de Autonomía para eliminar los aforamientos sigue encallada entre los cruces de acusaciones de los partidos. El último episodio se vivió ayer cuando el Grupo Socialista anunció la retirada de sus dos enmiendas vivas a la proposición de ley de reforma del Estatuto, una decisión que llega después de que PartidoPopular y Ciudadanos dejarán caer sus dos propuestas para una revisión más amplia que incluyera un suelo social. La viceportavoz socialista, Virginia Barcones, advirtió a los impulsores de este texto «partidista» de que no saldrá adelante puesto que se requieren los votos de dos tercios de las Cortes, y la oposición socialista es suficiente para que la reforma no salga adelante por el momento.
La Mesa de la Comisión de Estatuto acordó ayer la calificación de las dos enmiendas referidas al objeto de la proposición de ley y descartó las otras dos en las que se recogía el derecho al acceso a la renta garantizada de ciudadanía y que los presupuestos de cada ejercicio fijen un mínimo de inversión social de al menos el 12% del PIB de la Comunidad. «El establecimiento de un suelo social es irrenunciable», sentenció Barcones en declaraciones a Ical, en las que acusó a populares y naranjas de haber presentado una reforma «partidista» del máximo texto autonómico sin contar con el grupo mayoritario y les pide que expliquen «la verdadera razón» por la que votaron en contra de blindar en el Estatuto de Autonomía la sanidad, la educación, los servicios sociales y la dependencia.
Por su parte, desde el Grupo Popular, su portavoz Raúl de la Hoz afirmó que mantienen la proposición de ley, aunque el rechazo de los socialistas bloquee la reforma durante un año, ante lo que retó al PSOE a votar «si o no» en el pleno de las Cortes para «retratarse y quitarse la careta». «Es la plasmación de que el PSOE no ha querido nunca suprimir los aforamientos, ya no les quedan más excusas», recriminó el portavoz popular.
Barcones calificó de «irresponsables» a ambos grupos por seguir adelante con un texto para el que no tienen consenso, recordó que esta Comunidad se ha construido con acuerdo, y aseveró que, si se bloquea la reforma del Estatuto de Autonomía, la única responsabilidad será de ambos socios de Gobierno. 
«No se puede hacer tanto el ridículo», aseveró De la Hoz, en referencia a que estaban dispuestos a aceptar las dos enmiendas retiradas, referidas a la inviolabilidad política, en aras al consenso. Según explica el Grupo Socialista, «más allá de la falta de voluntad política, no hay ningún tipo de impedimento» para incluir el suelo social y la Renta Garantizada de Ciudadanía en la reforma de la norma institucional básica. En tal sentido, Barcones argumentó que se podían haber aceptado y cita como precedente que el PP presentó una enmienda a la ley de Medidas relativa a los aprovechamientos resineros, que fue asumida. «Para el PSOE el establecimiento de un suelo social es irrenunciable y no puede haber reforma del Estatuto sin consenso», recalcó la socialista.
De la Hoz reiteró que están dispuestos a sentarse con el PSOE para hablar de una reforma más amplia, como plantea, pero estimó que la eliminación de los aforamientos parte de una iniciativa «sencilla», que se podía aprobar ahora. «El PSOE ni en Madrid ni en Castilla y León quiere suprimir los aforamientos. El PSOE de los Eres de Andalucía no quiere perder ese privilegio», sentenció.