scorecardresearch

La huelga de letrados de Justicia suspende todos los juicios

I.E.
-

El paro ha continuado hoy y los días 15 y 16 de diciembre. Reclaman mejoras salariales

Letrados y letradas de la Administración de Justicia, ayer, en Reyes Católicos. - Foto: DB

A pesar de que en Burgos numerosas plazas de letrados de la Administración de Justicia están ocupadas por funcionarios sustitutos -menos proclives a secundar huelgas- el paro del colectivo de antiguos secretarios judiciales paralizó ayer prácticamente todas la jurisdicciones en la provincia. Según indicaron los convocantes, todos los juicios previstos en el ámbito penal y civil fueron suspendidos. Con los servicios mínimos que impuso el Ministerio sí se celebraron dos vistas en los juzgados de lo Social y en la Contencioso-Administrativo.

La huelga ha continuado hoy y se extiende a los días 15 y 16 de diciembre, fecha en la que podría pasar a ser indefinida. Convocada por el  Colegio  Nacional de Letrados de la Administración de Justicia (CNLAJ), Unión Progresista de Letrados de la Administración de Justicia (UPSJ) y Asociación Independiente de Letrados de la Administración de Justicia (AINLAJ), los paros persiguen la adecuación salarial para compensar las nuevas funciones procesales y responsabilidades que vienen asumiendo desde el año 2009. Sin embargo, la asunción de estas tareas, que en la práctica los convierten en los máximos responsables del funcionamiento de los juzgados, no ha sido compensada. A pesar de que son funcionarios de la Administración del Estado de mayor rango (nivel A1), mantienen una desigualdad salarial de 1.000 euros con respecto a los de la misma clase, como jueces y fiscales.

El Cuerpo de Letrados de la Administración de Justicia asiste a la negativa del Ejecutivo en plasmar de forma efectiva lo que por Ley General de Presupuestos se reconoció para el colectivo en diciembre de 2020, después de una lucha  colectiva de más de trece años ante distintos organismos, partidos políticos, gobiernos e instituciones: la adecuacion salarial y la negociación colectiva. El rechazo del Ministerio a reconocer a este colectivo estos derechos es lo que ha llevado a convocar una huelga que merma la actividad judicial.