Un concierto de cornetas para 'curar' al Cristo de las Gotas

A.S.R.
-

La banda de adultos y la infantil actuarán en San Gil el 30 de abril mientras se estudia la mejor opción para reparar la talla accidentada el Domingo de Ramos

La Semana Santa terminó el domingo, pero la resaca continúa, sobre todo para la Real Hermandad de la Sangre del Cristo de Burgos y Nuestra Señora de los Dolores, hacia la que se dirigieron todas las miradas tras la aparatosa caída de la talla antes del inicio de la procesión del Domingo de Ramos, que provocó la rotura del brazo izquierdo de la réplica del Cristo de las Gotas y del madero de la cruz que lo sujeta. Una vez pasado el susto y todas las obligaciones de la Pasión, toca ponerse manos a la obra para que la escultura pueda salir en procesión en la fiesta de la Cruz de Mayo, el viernes 3 de mayo, último día del septenario del Santísimo Cristo, que se celebra con una eucaristía y la llamada procesión de las Santas Gotas, alrededor de San Gil, que será, como siempre, con la talla en horizontal, y concluirá con el clásico besapiés.

Y aunque los responsables de la cofradía se reunieron ayer para estudiar las propuestas y presupuestos de restauración y dirimir cuál es la que mejor se ajusta a sus necesidades, al final, sucumbieron a estos días de fiesta, y esperarán a mañana a tomar la decisión puesto que alguno de los profesionales tanteados no los tenían disponibles.

«No podemos esperar más porque tiene que procesionar el 3 de mayo», señalaba ayer el prior, Luis Manuel Isasi.

No saben en qué quirófano ni qué manos curarán al accidentado Cristo de las Gotas, pero sí se han movilizado rápido para recaudar fondos que paguen esa operación.

La banda de cornetas, tanto el grupo de adultos como el infantil, dará un concierto en la iglesia de San Gil el 30 de abril con tal fin. Un acto en el que, además, uno de los costaleros, Marcos Pérez García, realizará un cuadro en directo que se sorteará entre quienes hayan adquirido una papeleta. Será este un momento en el que tendrán también su protagonismo el resto de costaleros, que, con lágrimas en los ojos, llevaron a hombros a la magullada escultura.

Esta actuación solidaria, de la que quedan por ultimar los detalles, será la primera de las propuestas para financiar esta reparación, a la que, puntualizó Isasi, se pueden sumar más actividades.
La urgencia acecha a la restauración del Cristo de las Gotas para su cercana próxima cita con los fieles, para la que queda poco más de una semana, de más tiempo disponen para perfeccionar el mecanismo que garantice su procesión en vertical el Domingo de Ramos.

Un concierto de cornetas para ‘curar’ al Cristo de las Gotas Patricia González
Un concierto de cornetas para ‘curar’ al Cristo de las Gotas - Foto: Patricia González