Quedan 15 aspirantes a bombero para 14 plazas y 3 pruebas

I. Elices
-
La temida prueba de la cuerda. - Foto: @BomberosBurgos

Peligra la cobertura de los puestos tras los ejercicios físicos y de cultura. Restan por realizar el test psicotécnico, oficios y circuitos

Uno de los problemas de las convocatorias masivas de plazas de funcionario -y más en el caso de oposiciones complejas como las de bombero o policía- es que la Administración corre el riesgo de no cubrirlas por la escasez de candidatos con la capacidad suficiente para superar las pruebas. Ese peligro se cierne sobre el proceso de selección iniciado en el Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento de la capital, que ha llegado a su ecuador con solo 15 candidatos en liza para cubrir 14 puestos.

Es verdad que el grueso de la criba se ha producido ya, en los tres primeros ejercicios, pero en las pruebas que quedan -test psicotécnico, oficios y circuitos- y en el reconocimiento médico suelen también caerse algunos aspirantes.

No cubrir todos los puestos ofertados significaría que la plantilla no se refuerza como debería, ya que en estos momentos hay 88 efectivos, 25 menos de los que establece la Relación de Puestos de Trabajo (RPT). Personal habría de convocar otra oposición -con el tiempo que ello lleva- para seguir en la senda de paliar el déficit de personal en el Cuerpo de bomberos.

La lista definitiva admitió a 152 candidatos, pero 120 fueron eliminados a las primeras de cambio, en el ejercicio con preguntas sobre un temario específico para bombero. En las 100 cuestiones de que constaba, debían demostrar sus conocimientos sobre teoría del fuego, instalaciones de protección, vehículos y equipos, excarcelación, trabajos en altura, mercancías peligrosas, etc. Pues bien, esa prueba se saldó con tan solo 32 aprobados.

Después tuvo lugar otro de los exámenes, sobre conocimiento de la ciudad, callejero, problemas matemáticos, cultura general y el correcto uso ortográfico y gramatical. En él cayeron otros 15 candidatos. De los 17 que lo superaron, la mejor nota fue de 7,2.

En esta semana han tenido lugar las pruebas físicas y no las han superado dos de los participantes. Uno no pudo subir la cuerda y otro no hizo tiempo en los 200 metros.

De modo que quedan en la carrera por las 14 plazas 15 aspirantes. Faltan el test psicotécnico para valorar los rasgos de personalidad de los opositores, su adaptación al trabajo, etc; el ejercicio sobre oficios como albañilería, fontanería, cerrajería o carpintería, y los circuitos en altura y en espacios confinados. Asimismo, restaría el reconocimiento médico. En anteriores oposiciones algunos aspirantes suspendido estas pruebas, por lo que el riesgo de no cubrir las plazas el real.