Aplazan hasta marzo la Copa del Mundo de Danza

B.G.R.
-

Estaban reservadas 700 habitaciones, con una previsión de asistencia de unas 1.600 personas debido a las medidas de seguridad y las limitaciones de aforo

Iba a celebrarse del 24 al 27 de septiembre. - Foto: Luis López Araico

Los hoteles de la ciudad ya están recibiendo las primeras cancelaciones de eventos que fueron aplazados a fechas posteriores por la declaración del estado alarma. Uno de ellos es la Copa Mundial de Danza, que iba a celebrarse en el Fórum Evolución del 24 al 27 de septiembre tras posponerse en otras dos ocasiones, ya que las fechas iniciales eran en abril, después en junio y más tarde el mes próximo.
En un comunicado, la organización argumenta la decisión de no llevar a cabo el evento de forma presencial por los «recientes acontecimientos relacionados con la crisis sanitaria y el aumento de casos y contagios», a lo que añade las restricciones impuestas por el Gobierno central y las comunidades autónomas para actividades «con masificación de personas, junto con nuestro sentido de la responsabilidad hacia los participantes y sus familias». Una parte de la actividad se realizará en septiembre de manera online, mientras que del 10 al 14 de marzo del próximo año tendrá lugar en Burgos el resto de la competición que no ha podido celebrarse y la edición de 2021.
 La Copa del Mundo de Danza es uno de los eventos que congregan a un mayor número de personas en la capital, llegando a reunir en anteriores ocasiones, como en 2018, a 6.000 personas entre participantes, acompañantes y representantes de distintas escuelas artísticas. El aplazamiento de este año redujo considerablemente las previsiones de asistencia, ya que los hoteles tenían reservadas para esas fechas unas 700 habitaciones, según manifiesta el presidente de los empresarios del sector, Luis Mata, quien estima que la afluencia de público iba a rondar las 1.600 personas.
La noticia no ha sorprendido a los hoteleros, a tenor de que el ritmo de anulaciones se ha visto incrementado notablemente durante las últimas semanas desde que comenzaran a conocerse los rebrotes del virus y el aumento de los mismos. De hecho, Mata reduce las previsiones de ocupación previstas inicialmente para este mes de agosto del 60 al 40 o 45% «en el mejor de los casos», con lo que se caen las estimaciones realizadas una vez que finalizó el estado de alarma y  que se situaban en torno al 50% de media durante la campaña estival.
El sector se está viendo especialmente afectado por la crisis sanitaria y sus esperanzas de reactivación se han visto frustradas por la evolución de la pandemia. Sus cálculos revelan que la merma de ingresos llega ya a los 18 millones de euros en el conjunto de la provincia en los siete primeros meses del año en comparación con el mismo periodo de 2019, de los cuales 10 corresponden a la capital.