Los jugadores se plantan ante las medidas de Tebas

Agencias
-

Los capitanes de Primera están dispuestos a bajarse los sueldos, pero no el 45 por ciento o más propuesto por laLiga, para hacer frente a las pérdidas ocasionadas por el aplazamiento de la competición por el Covid-19

Los jugadores se plantan ante las medidas de Tebas - Foto: AFE

Prosigue la tensión entre LaLiga y el sindicato de jugadores para definir la rebaja salarial de los futbolistas tras la pandemia de coronavirus. El presidente de LaLiga, Javier Tebas y el presidente de la Asociación de Futbolistas (AFE), David Aganzo, continúan sin acercar posturas. 
El dirigente de la patronal dejó claro que los jugadores deberían rebajarse el sueldo entre el 46 y el 49 por ciento por las pérdidas generadas por la crisis sanitaria. Mientras, que el dirigente sindical reunió de urgencia a los capitanes de LaLiga Santander para valorar la situación y expresaron su intención de bajar el salario, pero mostraron su desacuerdo con las cifras que presentó LaLiga.  
Los jugadores no consideran lógico perder casi la mitad de sus ingresos si la competición se reanuda. Sin embargo, la intención de los jugadores es de seguir negociando hasta llegar a un punto en común. 
Los jugadores transmitieron a la AFE u malestar por la situación que se está viviendo. Se sienten señalados socialmente, aunque ellos  están dispuestos a arrimar el hombro, no contemplan semejante recorte. Ninguno de los escenarios posibles les convence de que sobre sus espaldas deba recaer gran parte del peso de mantener en pie a LaLiga.
la reanudación. Por otro lado, otro de los fundamentos de la reunión fue la posible reanudación. Todos coincidieron en que lo primero de todo es garantizar la salud y pusieron de manifiesto su disposición en las negociaciones que mantienen o que ya han concretado con sus clubes sobre una reducción de salarios. 
La postura de AFE fue contraria a la que animó Javier Tebas, que instó a los jugadores a iniciar expedientes de regulación temporal del empleo (ERTE) a los jugadores. 
Aganzo explicó que los futbolistas mantienen su actividad porque se entrenan. En el peor de los escenarios, si la temporada no se puede acabar, la patronal estima que perdería 957 millones de euros, por lo que plantea que los jugadores asuman 451 millones.
La reunión con los profesionales continuó ayer con los protagonistas de Segunda, sin embargo, pasó prácticamente por encima sobre un posible calendario para reanudar la actividad, dada la situación de alarma decretada el país, la prolongación del confinamiento y la incertidumbre sobre su duración.
La AFE confirmó que trabaja en la elaboración de propuestas sobre el documento de LaLiga para un protocolo de vuelta a los entrenamientos y que trasladará las mismas también a los jugadores.
La semana que viene la AFE contactará con los clubes de Tercera y los de fútbol femenino y el próximo martes está previsto que se reúna la Comisión de Seguimiento de la Federación Española, creada por la situación generada ante la pandemia.