42 proyectos arqueológicos optan a ayudas de la Diputación

F. TRESPADERNE
-

Las peticiones de los ayuntamientos se han duplicado en la última convocatoria, mientras que se mantiene la partida de 200.000 euros, que será insuficiente para atender a todas las demandas para continuar las investigaciones

Muchas de las solicitudes son para continuar con la ejecución de proyectos, como por ejemplo en el caso de Los Ausines y su yacimiento de Castromayor. - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

La convocatoria de ayudas de la Diputación para la realización de proyectos de excavaciones en yacimientos arqueológico de la provincia es, junto a la del conocido  como ‘convenio de las goteras’, una de las que más interés suscita en los ayuntamiento de la provincia y buena prueba de ello es que a la última convocatoria, que se cerró en noviembre del año pasado, se han presentado un  total de 42 proyectos, el doble que en la anterior.

La avalancha de solicitudes, que ahora están siendo analizadas por el departamento de Cultura de la institución provincial, propiciará que muchas de esas peticiones se queden sin subvención, ya que la partida habilitada por la institución provincial se sigue manteniendo en 200.000 euros, una cantidad que no permitirá llegar a todos los pueblos que confían en poder continuar con los proyectos, muchos de ellos ya iniciados, para recuperar y poner en valor, en este caso, su patrimonio arqueológico.

El objetivo de esta convocatoria de la Diputación no es otro que financiar proyectos de excavación, prospección y documentación arqueológica y paleontológica que se lleven a cabo en municipios con población inferior a 20.000 habitantes, y cuya ejecución tendrá que estar finalizada antes del 30 de septiembre de este año, un plazo muy ajustado teniendo en cuenta que la mayor parte de los trabajos previsto en esas iniciativas se desarrollan a lo largo de los meses estivales.

En cualquier caso y al margen de los plazos, desde el departamento de Cultura, que dirige la diputada Raquel Contreras, califica de éxito la respuesta que ha tenido la convocatoria, ya consideran que es difícil duplicar el número de peticiones de un año para otro, y apunta que en buena medida se debe a que cada vez se da más importancia al patrimonio municipal, ya sea cultural, medio ambiental, artístico, arqueológico o arquitectónico.  Todos quieren conocer y recuperar su historia, conservando el patrimonio que se conserva y tratando de ponerlo en valor como un recurso turístico a más.

Al margen de las ayudas de la Diputación, muchos pueblos vienen destinando desde hace año una parte importante de sus recursos económicos a investigar, excavar, documentar y musealizar la riqueza que atesoran sus yacimientos, además de colaborar en la mayor parte de los casos en la publicación de esas investigaciones y en la organización de exposiciones que tienen una gran aceptación entre los vecinos porque suponen acercarse a una parte de su historia.

De los 200.000 euros de la convocatoria, 180.000 se destinarán a la ejecución de los trabajos en los yacimientos y el resto, los otros 20.000, para financiar publicaciones con las que divulgar las investigaciones y estudios realizados en esos yacimientos arqueológicos. «Lo que pretendemos con esta convocatoria de ayudas es dar continuidad a aquellos proyectos y trabajos que comenzaron hace unos años y que no han concluido todavía», aseguró la responsable del área de Cultura de la Diputación, Raquel Contreras, quien confía en que en breve se resuelva la convocatoria para que las localidades seleccionadas puedan programar las fechas en las que realizarán las excavaciones arqueológicas y otras  intervenciones que se puede materializar con estas ayudas.
En esta ocasión, la mayor parte de las solicitudes presentadas son para realizar prospecciones, intervenciones e investigaciones arqueológicas por toda la provincia.