La magia de El Plantío

Juan Carlos Moreno / Burgos
-
Gabri dispuso de esta ocasión en la primera parte - Foto: Luis López Araico

remontadaEl Compostela se adelantó en el minuto 9 pero los dos goles de Prats y el de Pacheta en el descuento dieron la vuelta al marcador

Burgos CF. 3 - Compostela 1

 

Burgos CF.

Aurreko
Andrés
Maureta
Gallardo
Dani Guillén
Moke
Cerrajería
Arkaitz
(Sergio Torres, M-73)
Gabri
(Gerica, M-83)
Carralero
(Pacheta, M-87)
Abdón Prats
 
Compostela
Lorenzo
Jesús Varela
(Borja, M-33)
Jimmy
Germán
Jorge
Gonzalo
Fondevila
Yhavé
(M. Rodríguez, M-26)
Joselu
Peláez
(Nacho, M-68)
Jacobo
 
Árbitro
Villena Contreras, de Castilla La Mancha. Tarjeta amarilla a Gallardo, Prats, Moke y Cerrajería, del Burgos; y a Lorenzo, Jesús Varela, Germán y Peláez, del Compostela.
 
 
goles
0-1, M-9; Yahvé, de falta. 1-1, M-32; Prats, de penalti. 2-1, M-67; Prats. 3-1, M-91;Pacheta.
 
 
público
Unos 2.500 aficionados en El Plantío, en partido correspondiente a la decimosexta jornada de Liga.
 
 
lo mejor
La capacidad de reacción y mentalidad de los jugadores del Burgos y el partido de Prats y Moke.
 
 
lo peor
Los primeros minutos del encuentro, en los que el Compostela fue superior.
 
 
El Burgos Club de Fútbol volvió a su casa y recuperó la magia que le ha llevado a ser prácticamente imbatible cuando juega al amparo de su afición. Ayer volvió a hacer un nuevo ejercicio de autoconfianza. Comenzó perdiendo en el minuto 9 y acabó ganando por 3-1. Abdón Prats, con dos goles y una asistencia, y Moke fueron los más destacados en un choque en el que reapareció Mikel Aurreko con una intervención providencial en un mano a mano con Joselu que hubiese significado el empate.
Está claro que los jugadores de Calderé juegan más a gusto en El Plantío. No solo eso. Su transformación es radical. Da igual recibir un revés poco después de saltar al campo. Su confianza les lleva a recuperarse, elevar la intensidad y acabar superando a su rival aunque, como fue el caso, sea un buen equipo, un Compostela que durante muchos minutos dominó el encuentro.
A estas alturas la fórmula no tiene muchos secretos. El cambio de los futbolistas es completo. La defensa, que la semana pasada estuvo mal en Logroño, ayer hizo un partido casi perfecto; el centro del campo trabajó a destajo, liderado por un gran Moke, y los delanteros, sobre todo Prats, que hace siete días fallaron lo poco que tuvieron, hicieron lo que deben hacer, aprovechar sus ocasiones. Con este buen trabajo colectivo y un enorme desgaste voltearon un partido complicado y sumaron su sexta victoria consecutiva en El Plantío.
El partido no comenzó bien para el Burgos, o mejor dicho, el SD Compostela salió mucho mejor y en los primeros siete minutos el cuadro gallego merodeó hasta en tres ocasiones el área de Aurreko. Y en la cuarta, Maureta cometió una peligrosa falta sobre Joselu. Yahvé, ex jugador del Burgos  enrolado ahora en el Compostela, la ejecutó magistralmente por la escuadra de Aurreko.
Fue un duro golpe, aunque el Burgos comenzó a reaccionar con un par de acciones de Prats y un disparo de Gabri.
En el minuto 23 se paró el partido por una lesión en el hombro de Yahvé, que tuvo que ser retirado en camilla. Esa circunstancia dejó tocado al Compostela y poco después, en el minuto 30, emergió la estampa de Moke. El francés robó el balón, recorrió todo el campo, combinó con Carralero y acabó derribado por el portero gallego. Prats no desaprovechó el penalti y logró el empate. 
A partir de ese momento llegaron los mejores minutos del Burgos, que elevó aún más la intensidad, sumando hasta tres buenas ocasiones antes del descanso que pudieron darle ventaja en el marcador.
En la reanudación el Compostela intentó recuperar el mando, aunque se encontró pronto con dos zarpazos del Burgos que se quedaron sin premio. En el primer de ellos Carralero no supo aprovechar un fallo del Compostela; y en el segundo, Lorenzo despejó un espectacular remate de Prats.
El partido se estiró, con un Compostela más ambicioso y un Burgos muy peligroso a la contra. En el minuto 61 el único fallo de Moke fue aprovechado por Joselu para plantarse ante Aurreko, pero el portero estuvo listo y provocó que el delantero se escorase demasiado.
En ese intercambio de golpes salió beneficiado el Burgos, con el gol de Prats en el minuto 67, tras un centro de Carralero, una mala intervención del portero gallego y el oportunismo de Prats.
Con el 2-1 el Burgos dio un paso atrás para afianzarse en defensa y seguir golpeando a su rival a la contra. Pero el Compostela no se rindió y en dos ocasiones clarísimas pudo lograr la igualada. Primero fue un remate al larguero de Borja y luego un mano a mano de Joselu con Aurreko que el portero salvó de forma magistral. Era el minuto 76 y Calderé movió su banquillo para dar aire y refresco al equipo. Con la entrada de Sergio Torres, Gerica y Pacheta el Burgos recuperó fuerzas y lo refrendó con una nueva jugada espectacular de Prats, que en el minuto 91 se fue por velocidad y centró para que Pacheta marcase el tercero, cerrase el partido y llevase de nuevo la euforia a las gradas de El Plantío.