Ifema, vuelta a la normalidad

Agencias-SPC
-

La 72 edición de la Madrid Fashion Week abre la actividad del recinto ferial tras el confinamiento con un formato híbrido y más digital

Los diseños de Hannibal Laguna rinden homenaje a las madres. - Foto: ZIPI

El que fuera hospital de campaña en los tiempos más duros de la pandemia, el recinto de exposiciones Ifema de Madrid, regresa de nuevo a la normalidad con la 72 edición de la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid (MBFW). La máxima cita con la moda española arrancó ayer con la máxima expectación y con rigurosas medidas de aforo y seguridad con el objetivo de garantizar esta celebración del diseño español, y primera que se celebra tras la vuelta de Ifema a su actividad.
La pasarela reunirá hasta el próximo domingo a un total de 16 diseñadores consagrados y 9 jóvenes talentos del programa Samsung EGO, que presentarán sus colecciones en la que será el primer gran evento de Ifema en su apuesta por la «hibridación» y la digitalización.
MBFWMadrid se convierte así en una de las primeras pasarelas internacionales que presenta sus colecciones alternando desfiles presenciales con aquellos digitales, performances y Fashion Films.
La actriz Rossy de Palma presenta una creación de Andrés Sardá.La actriz Rossy de Palma presenta una creación de Andrés Sardá. - Foto: SERGIO PEREZLa pasarela combinará las experiencias físicas y los desfiles en directo con una mayor cantidad de contenido online. Para ello, la organización estrenó una nueva plataforma digital desde la que se puede acceder a una gran cantidad de experiencias digitales y contenidos exclusivos sobre moda y lifestyle, a talleres interactivos, visualización de fashion films, conferencias o entrevistas junto a algunos de los principales nombres de la moda española participantes de esta nueva edición.
La responsable de inaugurar de forma oficial el calendario de presentaciones de esta edición número 72 fue la firma de moda íntima y de moda baño Andrés Sardá, que presentó su nueva colección Agua. A continuación, desfilaron Devota&Lomba, el fashion film y la performance de la firma Malne y las modelos de Hannibal Laguna y Ágatha Ruiz de la Prada.
Laguna subió a la pasarela una colección con la que quiso rendir «homenaje a las madres, las grandes sufridoras del confinamiento» y para las que creó diseños opulentos con cierta mirada al pasado.
Tras un período de reflexión, en la que el confinamiento devolvía una imagen oscura, llena de «miedos» y muchas dudas «me di cuenta de que quien había sufrido más durante este tiempo eran las madres».
Una decisión que sobre la pasarela se traduce en patrones «más reales», menos transparencias, bustiers internos que sujetan la anatomía femenina y ocultan la ropa interior y mangas más largas.