Las recetas de los partidos contra la despoblación

A.M.- F.T.- A.S.R.-J.M.
-
Las recetas de los partidos contra la despoblación - Foto: Alberto Rodrigo

Los cabezas de lista de los partidos muestran su preocupación por el mundo rural. Cs y Vox prometen rebajas fiscales, Podemos aboga por una discriminación positiva, el PSOE por la llegada de fondos europeos y el PP por crear oficinas en los pueblos

El tránsito desde el desvío de la carretera de Soria hasta el corazón de la Tierra de Lara es el relato hiperrealista de lo que se vive en las tierras sin gentes: no hemos visto un ser vivo en 26 kilómetros de ruta. Al llegar al municipio, media docena de vecinos, encabezados por su alcalde, Rubén Heras, nos ofrecen el cobijo de su gélida biblioteca. La pregunta para los cabezas de lista por Burgos en la candidatura al Congreso de los Diputados es qué piensan hacer y cómo quieren hacerlo para acabar con el drama del éxodo rural

Aurora Nacarino (Cs)
Presentamos en Burgos un plan nacional contra la despoblación y hemos tendido la mano a los demás partidos para que esto sea una cuestión de Estado, porque creo que hay que tomárselo en serio. Hay una España de la que no se habla, que no aparece en los titulares, pero existe. Hay mucha gente deseando venir a vivir aquí porque la gente de mi generación no es tonta, sabe que en el medio rural se vive muy bien y hay calidad de vida, se vive a otro ritmo... Pero necesitan oportunidades y ahí  es donde creo que podemos darles un pequeño empujón. Proponemos una rebaja del IRPF del 60% para quienes vivan y trabajen en municipios de menos de 5.000 habitantes. Es  muy importante que apoyemos a los autónomos rurales y en Cs nos hemos centrado mucho en las mujeres con una tarifa superreducida de 30 euros al mes. 
Al final, la gente del medio rural no quiere que le hablen de ayudas ni subvenciones porque lo que quieren es que les dejen trabajar. Hay mucha gente que tiene ideas para trabajar y emprender, pero también se encuentra con muchísimas trabas y por eso queremos  lograr que poner en funcionamiento un negocio sea más fácil, que uno pueda montar su negocio o empresa familiar desde el móvil y en solo 24 horas.
Empleo, sanidad, atención a la dependencia, transporte, infraestructuras y cobertura de móvil e internet, porque si se quiere trabajar desde el pueblo o tener un negocio no se puede hacer sin internet, son servicios que hay que mejorar.
Javier Martínez (vox)
Hablar de despoblación es un tema bastante delicado porque a veces decimos cosas que no nos gustan. Entiendo que es normal que en un pueblo con tres personas no puede haber un médico allí veinticuatro horas ni una escuela. Hay ayuntamientos que se tienen que unir para ofrecer unos auténticos servicios. No es normal que nos quejemos de que no tenemos internet y queramos tener un polideportivo. Hay que ser más generosos y conseguir que pueblos pequeños se junten para ofrecerles un cobertura conjunta porque no se pueden prometer paradas de autobús a cien metros de tu casa y al otro que va a tener el polideportivo más grande o una estación de tren. Hay que ser un poco realistas.
Por supuesto que es necesario internet en los pueblos, pero en esta provincia todavía hay pueblos que no tienen la corriente eléctrica a 220, no podemos decir que queremos internet cuando no tenemos luz o agua decente. 
A nivel fiscal, la propuesta de nuestro partido es rebajar todos los impuestos al 50 por ciento en relación con las capitales de provincia,  pero hay que plantearse en serio si somos capaces de mantener 700 pueblos con todos los servicios.
Lola Martín-Albo (UP)
La despoblación es un  problema estructural que denota una falta total de previsión y dejadez por cómo se ha llegado hasta aquí. Hay que tomar medidas y solo pueden ser una discriminación positiva para las personas que viven en los pueblos, para hacer atractiva la vida en ellos y en condiciones dignas. Hay que garantizar suministros y servicios sociales básicos, y  hay que articular una política de Estado porque es un problema que afecta especialmente a Burgos, Castilla  y León y a otras comunidades. 
Por lo que respecta a las medidas, hay que focalizarlas en el fomento del empleo, el desarrollo de las infraestructuras y todo lo referido a la transición energética, al cambio hacia las energías renovables, focalizarlo todo hacia el ámbito rural para crear puestos de trabajo dignos, que atraigan personas y no se vayan las que están. Para lograrlo son muy importantes la conexión a internet, la asistencia sanitaria o los suministros básicos, así como garantizar el transporte en tren convencional, que es básico para vertebrar el territorio. Esta es nuestra apuesta, una discriminación positiva para atraer jóvenes a vivir aquí.
Esther Peña (PSOE)
Estamos en un buen momento para aprovechar la tormenta perfecta de la despoblación, aquella que nos habla de envejecimiento, baja natalidad, una densidad muy pequeñita de servicios públicos y dispersión poblacional, una tormenta perfecta que se lleva gestando tiempo que durante mucho tiempo se ha negado. Recuerdo que hace una década el presidente de la Junta dijo que la despoblación era agua pasada. Es importante que nos hayamos puesto de moda y que el problema se reconozca después de años de agendas blancas y de libros por la despoblación. Es el momento de actuar porque parece que todos los partidos políticos, más allá de verlo como un problema político, lo ven como un problema electoral. Hay que poner en valor a la gente que trabaja en el terreno: nadie tiene que venir de fuera a decir a los grupos de acción local o a la Asociación Tierra de Lara lo que hay que hacer aquí, y mucho menos al ejército de voluntarios que son los alcaldes de esta provincia. 
Hay que actuar sobre el diagnóstico. La demanda es hacer atractivo el medio rural para que la gente se quede o venga aquí. Este es el objetivo, al margen de paliar las deficiencias en servicios públicos. Para ello actuamos desde el Gobierno, por ejemplo con la banda ancha. En nueve meses el Gobierno ha creado el plan nacional de banda ancha y el primer municipio beneficiado será Pradoluengo. También es importante que uno de los factores a la hora de repartir los fondos estructurales sea el de la densidad poblacional, como hemos logrado aprobar en el Parlamento Europeo. 
Sandra Moneo (PP)
No podemos dar las mismas soluciones a problemas diferentes que dependen de las provincias o comunidades. Vivimos en una provincia que tiene la misma extensión que el País Vasco. El primer debate, si queremos el desarrollo económico de las zonas rurales, es apostar por unas buenas infraestructuras, que están íntimamente ligadas con el desarrollo económico. Primera propuesta del PP: una buena red de comunicación, discriminación positiva y atajar los problemas desde su origen porque no son los mismos los de esta provincia o los de Castilla y León que los que pueda tener Andalucía. 
Esta provincia solo tiene tres municipios con más de 20.000 habitantes. Por eso reivindico el papel de las diputaciones, porque es la institución más cercana a los pueblos, es la que gestiona y la que acerca a los ciudadanos, junto a los ayuntamientos, los servicios más básicos. No somos partidarios de agrupar municipios, ni de cerrar diputaciones ni quitar responsabilidades al ámbito local. 
Si queremos que la población se quede en los municipios es importante la sanidad y la educación porque lo que buscan las familias es que sus hijos tengan lo más básico cerca. Otra propuesta que ya planteamos es la instalación de oficinas en todos los núcleos rurales con el objetivo de que los emprendedores, jóvenes y mujeres tuviesen una vía directa de comunicación, y  el plan de digitalización 300x100, no nos sirve que la comunicación llegue al 98% de los municipios porque ese 2% restante, en el caso de esta provincia, implica la inmensa mayoría del mundo rural. Tenemos que establecer la conectividad y establecer un marco fiscal favorable para los emprendedores.