El Ecyl deberá alejarse de la Comisaría por seguridad

H.J.
-

A petición de la Policía Nacional, la parcela que el Ayuntamiento va a ceder a la Junta para trasladar la Oficina de Empleo de las Calzadas se separará lo más posible de la sede del cuerpo aunque se mantendrá en el mismo solar actualmente vacío

El Ecyl deberá alejarse de la Comisaría por seguridad

El nuevo edificio que el servicio de empleo autonómico (Ecyl) quiere levantar en las traseras de la Policía Nacional deberá alejarse de la Comisaría por motivos de seguridad. Así lo han acordados ambas partes, con el beneplácito también del Ayuntamiento de Burgos, tras las objeciones planteadas por el cuerpo policial a los planes iniciales para trasladar a este solar vacío la Oficina de Empleo de la Junta de Castilla y León.
Hace unos días tuvo lugar una reunión en las dependencias municipales que contó con la presencia del subdelegado del Gobierno, el comisario de la Policía Nacional, el máximo responsable del Ecyl y el concejal de Fomento, además de  técnicos. En ella, según explicaron fuentes de la administración autonómica y confirmaron en la municipal, la Comisaría expresó sus reticencias «por motivos de seguridad» al estudio de detalle sobre esta parcela con forma triangular, y situada a comienzos de la calle Juan de Padilla, que el Servicio de Empleo había entregado recientemente en el Consistorio, puesto que al parecer el edificio se construiría demasiado cerca del inmueble policial.
Por eso, y aunque dejan claro que «la cesión planteada por la Junta de Castilla y León es acorde con el uso dotacional de esta parcela en el Plan General, que no contempla ninguna restricción por el hecho de colindar con la Comisaría de la Policía de Burgos», la Junta comenta que está dispuesta a modificar la ubicación inicialmente elegida dentro de la misma parcela.
De esta forma se permite «alejar el edificio» de las dependencias policiales y «dejando una amplia franja de terreno entre las dos edificaciones» que ya no debería suponer ningún problema de distancias.
A partir de ahora, y con los cambios que sean oportunos en el estudio de detalle, deberán proseguir los trámites necesarios para la cesión de la parcela por parte de la ciudad para levantar esta Oficina de Empleo, que no necesita ni mucho menos los casi 3.000 metros cuadrados de superficie con los que cuenta este terreno, que lleva vacío muchos años y para el que se habían barajado otros destinos anteriormente, aunque ninguno de ellos terminó de cuajar.
precedente frustRado. Por ejemplo, el solar, que es de propiedad municipa,l estuvo a punto de ser cedido hace unos años a una entidad sin ánimo de lucro, que había proyectado un centro termal para tratamientos terapéuticos. Aquella idea auspiciada por la denominada ‘Asociación Masqueagua’, que contaba con el consenso de los distintos grupos políticos municipales, se vio truncado por el fallecimiento de su principal impulsora y desde entonces la parcela permanece abandonada.
Desde los años 90, el Ecyl ocupa unos locales alquilados entre los números 34 y 36 de la calle Calzadas y por eso la Junta había pensado que sería ideal el traslado a una ubicación propia, donde se evitaría la obligación de abonar rentas a terceros, y que además está a escasos metros tanto de la Delegación Territorial de la Junta como del Servicio Territorial de Medio Ambiente autonómico.
En cualquier caso, la conversión en realidad de este proyecto todavía podría alargarse durante meses o años puesto que primero debe llevarse a cabo la segregación de la parcela, un trámite urbanístico relativamente complejo, y posteriormente la concreción del proyecto, su salida a licitación y por supuesto las obras.