La Vuelta mantiene su apuesta

J.C. Moreno
-
Ascensión final a las Lagunas de Neila. - Foto: Valdivielso

La montaña volverá a ser clave en la edición de 2019, que se celebrará entre el 13 y 17 de agosto. Se repetirán las llegadas en Las Lagunas de Neila y en Picón Blanco, además del Castillo en la capital burgalesa

La Vuelta a Burgos 2019 apostará de nuevo por la montaña y las ascensiones a Picón Blanco y a Las Lagunas de Neila decidirán la carrera. Es el mismo guión que en las dos últimas ediciones y que tan buenos resultados ha dado a nivel de espectáculo. También se repetirá una jornada ya clásica y también muy atractiva para el público, la llegada a El Castillo en la capital burgalesa. Con estos ingredientes queda prácticamente descartada una contrarreloj y faltan por concretarse dos llegadas, las segunda y cuarta, los días 14 y 16 de agosto.

Desde que en 2017 la organización de la Vuelta a Burgos (la Diputación Provincial) decidiese incluir el puerto Picón Blanco en Espinosa de los Monteros, su incidencia en la carrera no ha dejado de crecer. Se trata de un puerto muy duro y que convierte a esta etapa en una auténtica jornada de montaña. Volverá a correrse en la tercera etapa, el día 15 de agosto, y la salida está prevista en el Geoparque de Las Loras, posiblemente en Sargentes de Las Loras. Será un recorrido similar al del año pasado que acabó con la espectacular batalla entre los colombianos Miguel Ángel López y Sosa.

Y precisamente estos dos ciclistas fueron los que salieron de allí como favoritos y se jugaron la carrera en la etapa más mítica de la Vuelta a Burgos, la subida a Las Lagunas de Neila. Será la última y, por lo tanto, decisiva, y se disputará el sábado 17 de agosto, también con un recorrido similar a 2018, con salida desde Silos y un solo ascenso a Las Lagunas ( y no dos como se hacía hasta 2018).

La Vuelta comenzará el 13 de agosto, martes, en Burgos capital y tras hacer un circuito por varias localidades cercanas a la capital y dar un primer paso por El Castillo, acabará de nuevo en estas rampas, cita que suele congregar a muchos aficionados.

 

LERMA Y CLUNIA
La organización de la Vuelta Ciclista a Burgos debe decidir aún el recorrido de dos de las etapas, la segunda y cuarta, los días 14 y 16 de agosto. Existen varias propuestas sobre la mesa, aunque falta tomar la decisión final.
Una de las clásicas de los últimos años, con final en Clunia, parece poco probable que se repita debido a las obras que se están realizando en el Centro de Recepción de visitantes y que provocaría serios problemas en los accesos.
Una de las opciones que se barajan para este año es repetir la llegada en Lerma, aprovechando que en la Villa Ducal se celebra hasta el próximo mes de noviembre una nueva edición de las Edades del Hombre.