FAE avisa del efecto pernicioso de la presión inspectora

J.D.M.
-

La patronal advierte que está provocando que empresas locales ya se ubiquen fuera. La incertidumbre política en el país y el freno de las exportaciones fuera de Europa han «ralentizado» el crecimiento y el empleo

FAE avisa del efecto pernicioso de la presión inspectora - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

La «exhaustiva presión inspectora» a la que está sometido el tejido empresarial de nuestro territorio ha provocado que «muchas empresas de burgaleses ya se hayan instalado en el País Vasco o Madrid», aseguró ayer Nacho San Millán, tesorero de la Confederación de Asociaciones Empresariales (FAE) de Burgos, durante la presentación del Índice de Confianza Empresarial (ICE). San Millán, además, indicó que dentro de Castilla y León, nuestra provincia es «la que más inspecciones recibe».
«Nuevas sociedades se están constituyendo fuera de la Comunidad», refrendó Emiliana Molero, secretaria general de la patronal, que desveló que tanto a través de FAE como de Cecale (el organismo regional) han trasladado a la Agencia Tributaria el malestar del empresariado local porque «la presión fiscal es muy alta» y porque, dicen, «se están levantando actas por cuestiones que en otros lugares no se levantan».
«No decimos que no se realicen inspecciones, sino que se cree un distrito único en toda España», continuó diciendo Molero, que cifró en «una cada 10 años» las inspecciones que recibe una empresa en Madrid cuando en Burgos es «una cada cuatro». «Y algunas todos los años», matizó Íñigo Llarena, vicesecretario general de FAE.
Además de inspecciones de Hacienda para controlar los tributos (IVA, impuesto de Sociedades...), las empresas burgalesas «de todos los sectores y de todos los tamaños», puntualizó Nacho San Millán, también están recibiendo desde hace unos meses la visita de la Inspección de Trabajo para comprobar, entre otras cosas, el registro horario, obligatorio desde el pasado 12 de mayo.
Como cada final de julio desde 2014, FAE presentó el Índice de Confianza Empresarial de Burgos correspondiente al primer semestre del año. En esta ocasión, el observatorio recogió la opinión de un centenar de negocios burgaleses (dos de cada tres pymes y micropymes de hasta 50 trabajadores), principalmente de los sectores industrial y de servicios (salvo comercio y hostelería).

[más información en la edición impresa]