Rindiendo honores a Carlos V

A.C. / Medina de Pomar
-
Más de dos centenares de personas se vistieron de época para recibir al Emperador Carlos V. - Foto: A.C.

Unas 700 personas participaron en el primer desfile imperial celebrado al amparo del distintivo de Itinerario Cultural Europeo dado a las Rutas del Emperador

 
Medina de Pomar volvió a demostrar ayer su implicación con un recurso cultural y turístico que este año se ha convertido en más europeo que nunca, después de que las Rutas del Emperador Carlos V obtuvieran el pasado mes de mayo la distinción de Itinerario Cultural Europeo que otorga el Consejo de Europa. Una de estas rutas, la del retiro al monasterio cacereño de Yuste, discurrió por Medina de Pomar en otoño de 1556 y cada año desde hace dieciséis se viene recordando con la misma ilusión por consolidar esta recreación histórica y el proyecto cultural y de respeto de los valores comunes europeos que conlleva. En la mañana de ayer alrededor de setecientas personas emularon el multitudinario recibimiento que, muy probablemente, tuvo el monarca y su encuentro con Pedro Fernández de Velasco y Tovar, el Condestable de Castilla, una vez más representado por Ramón Hilario. 
Como destacó el recién nombrado vicepresidente de la Red de Cooperación de las Rutas Europeas del Emperador y alcalde de Villaviciosa (Asturias), Alejandro Vega, se trata del «inicio de un camino y tenemos muchas expectativas, porque nos coloca a todas las rutas del Emperador, desde el punto de vista turístico y cultural, en un nivel muy importante que debemos de aprovechar todos los pueblos y ciudades que integramos alguna de las rutas».
Medina de Pomar estuvo en el origen de esta Red de Cooperación, a la que ya pertenecen cincuenta y un instituciones, municipios y ciudades de España, como Toledo, Burgos, Laredo, Cuacos de Yuste o Mojados, así como ciudades de Italia, Bélgica, Holanda, Alemania, Francia, Portugal y países del norte de África, como Túnez, Argelia y Marruecos.
En Villaviciosa y Tazones, donde Carlos V desembarcó por primera vez en España, entonces como príncipe, el 19 de septiembre de 1517, ya preparan un ambicioso programa de actos para todo el año 2017 con motivo del quinto centenario. Allí el desembarco en el puerto de Tazones se lleva recreando desde hace 35 años, como recordó la presidenta de la asociación cultural que lidera los actos, Cristina Carmeado. Aquel primer viaje llegó hasta la villa vallisoletana de Mojados, cuyos representantes no estuvieron este año en Medina, aunque si han participado en los actos en años anteriores.
Y es que la figura del rey paneuropeo, el considerado tercer gran emperador europeo después de Julio César y Carlo Magno, une a los pueblos que realizan constantes intercambios para participar en los diferentes actos. Si el pasado septiembre, el grupo de tambores Medinarachas y el grupo de danzas local, Raíces, viajaron a Laredo para participar en los actos del desembarco del monarca, en la jornada de ayer más de 300 personas, entre senderistas y figurantes llegaban de la comunidad cántabra. Los ediles laredanos Rosalina López  y Segundo Lombera también acompañaron a las autoridades medinesas.
Los municipios y ciudades de la red, que ya comienzan a lucir el distintivo de Itinerario Cultural Europeo en sus establecimientos hosteleros y alojamientos, quieren extender el beneficio más allá de los fines de semana en que se celebran las recreaciones históricas y consolidar las rutas a nivel turístico para que atraigan visitantes durante todo el año. El camino es lento, pero se asienta sobre pasos firmes.
El alcalde medinés, Isaac Angulo, agradeció ayer el trabajo hecho por todos sus predecesores        -José Antonio López Marañón ha presidido la red hasta el pasado día 1 de octubre-, y atribuyó el éxito a «todos los medineses que lo habéis hecho posible». Se refería sin duda a las más de 400 personas de las distintas agrupaciones que dan vida a los actos conmemorativos del paso del monarca por la ciudad.
 
grupos de danzas. Al magnífico desfile de ayer también se sumaron personas llegadas de otros puntos de la comarca. No faltaron los montijanos, que celebran el paso de Carlos V por Aguera y cada año se suman a la comitiva medinesa. Y se estrenaron en el desfile los grupos de danzas de Villarcayo, Espinosa de los Monteros, el Valle de Mena y el Valle de Tobalina, que participaron invitados por el grupo anfitrión. Los Medinarachas volvieron a dar ritmo con sus tambores a un desfile, en el que hubo varias agrupaciones musicales y también fueron novedad los soldados y figurantes del Tercio Viejo, llegados de Valladolid. Junto a todos ellos hubo más de dos centenares de personajes de época.
Ya por la tarde, la periodista Paloma Gómez Borrero protagonizó un recital sobre Santa Teresa de Jesús con el barítono Luis Santana y el pianista Antonio López Serrano. Su trabajo, que solo se iba a representar en Ávila y Alba de Tormes, ha acabado recorriendo toda España.