Bomberos de Oña reparten comida en La Bureba y Merindades

S.F.L.
-

Dos voluntarios se han trasladado -por orden de la Diputación- al Banco de Alimentos de Burgos para preparar las bolsas y entregarlas en cinco hogares

Los bomberos prepararon los paquetes en el Banco de Alimentos de Burgos.

El cuerpo de bomberos voluntarios de Oña, compuesto por 11 integrantes, ha repartido comida del Banco de Alimentos de Burgos a cinco familias de La Bureba y Merindades bajo las directrices de la Diputación. Por ello, dos profesionales se han acercado a la capital de provincia para agrupar los artículos y preparar las bolsas. Con estos alimentos atienden a aquellos más necesitados que no pueden abandonar sus domicilios como medida de prevención y que carecen de apoyo social o familiar.
Entre los productos que se incluyen en el lote destaca la verdura, la fruta, yogures y productos de higiene personal y de limpieza para casa. Víctor Ibáñez, uno de los bomberos que ha participado en el primer reparto afirma que desconoce la cantidad exacta de comida que han trasladado hasta Cornudilla, Oña, Quincoces de Yuso y Quintana Martín Galíndez pero asegura que era importante. «Hemos tenido que llevar productos en la caja situada encima de la cabina del camión porque no cabía todo en la cabina», apunta. Una vez recopilado lo necesario se acercaron hasta Cruz Roja, para adquirir más alimentos.
Es la primera vez que los voluntarios onienses cooperan en una labor semejante, ya que sus principales funciones corresponden a sofocar fuegos, quitar enjambres o acudir al lugar de cualquier suceso que se de en los municipios incluidos en sus límites. «Una vez que organizamos los paquetes de cada una de las familias les hemos entregado puerta a puerta», declara Ibáñez. Esta labor les ha llevado el día completo. Una jornada que comenzó a las 9 de la mañana y finalizó a las 8 de la tarde. «Las distancias entre los pueblos y la inexperiencia nos han hecho que el tiempo de trabajo se alargue», aclara el bombero. Por el momento, solo se ha realizado una vez pero la administración provincial requerirá de sus servicios de ahora en adelante tal y como se encuentra la situación generada por el coronavirus.
Desinfección de calles. Otra de las tareas que hasta ahora no acometía el cuerpo -ya que lo han ejecutado los operarios municipales- será desinfectar las calles de la villa condal con ayuda del camión. El Ayuntamiento decidirá en qué horario para evitar que los vecinos salgan a la calle mientras se realiza.