La esencia del teatro se llama Studio 46

R.C.G
-

El colectivo aficionado mirandés celebra su 40 aniversario con las mismas ganas que mostraron en su primera representación. En todo este tiempo han superado los 114.000 espectadores

La esencia del teatro se llama Studio 46

La obra Jesucristo Superstar marcó un antes y un después en los musicales. En Miranda también supuso una revolución, que animó a que un grupo de adolescentes se subiera a las tablas. Poco antes habían hecho sus pinitos con una pieza propia pero fue la adaptación de esta ópera rockera la que hizo que el instituto se convirtiera en una auténtica sala de ensayo. El estreno en el ya desaparecido Cinema ante miles de personas fue el espaldarazo definitivo. «Nos creímos estrellas por un momento», recuerda Carlos Ruiz, actual director de Studio 46 en el 40 aniversario de la formación.
A pesar del éxito, pocos auguraban un futuro estable al grupo. Sin embargo la imaginación pudo sortear todos los obstáculos, principalmente económicos en los inicios. «Hasta que no llevábamos unos cuantos años no nos dimos cuenta de que esto iba en serio», asegura Ruiz, que comenzó como actor pero que rápidamente pasó a asumir el mando. Le tocó aprender sobre la marcha, como a todo el colectivo teatral con el título de aficionado. La clave para perdurar en el tiempo está en que nunca se ha perdido la esencia que les llevó a subirse por primera vez a un escenario. «Siempre lo hemos tomado como una diversión; el día que sea una obligación seguramente tiremos la toalla», reconoce.
Pero el espíritu amateur se mezcla con la profesionalidad que destilan en escena. Quienes vean en acción a Studio 46 muchas veces dudarán si están ante un grupo aficionado. Los decorados, los trajes y las actuaciones no tienen nada que envidiar a algunas de las producciones que llenan los grandes teatros. «Siempre hemos tratado de hacerlo bien y creemos que se nos da bien. Después de tantos años podemos decir que hacemos teatro con mucha dignidad», remarca Ruiz. 
La esencia del teatro se llama Studio 46La esencia del teatro se llama Studio 46Cuatro décadas, y casi medio centenar de estrenos después, Studio 46 es sin duda un referente cultural en la ciudad. Cada una de sus obras cuelga el cartel de no hay billetes. La apuesta por el musical o la comedia son ya una seña de identidad de un colectivo capaz de adaptar un clásico y de escribir su propio texto, casi siempre salido del puño de Ruiz. Esa versatilidad les permite acoplar todas las piezas, porque hay veces que toca repartir papeles entre una treintena de actores y otras solo hay lugar para la mitad. 
«Cuando comenzamos nos costaba encontrar quienes hicieran de persona mayores y ahora es al revés, que no tenemos ya actores para hacer de jóvenes», apunta Ruiz con ironía para explicar los cambios que se han ido dando en los 40 años de vida que ha conseguido cumplir el colectivo. 
Para celebrar su aniversario, este año harán doblete. La primera apuesta será La Dolce Vita, título que esconde una divertida trama ambientada en la posguerra española, en la que se contará con catorce personajes, que estarán sobre el escenario «prácticamente durante todo su desarrollo», aclaran. Las cuatro funciones previstas se repartirán en dos fines de semana consecutivos. El primero será el del 31 de enero y 1 de febrero, para volver al escenario en una semana después en Caja de Burgos. Pero el telón se bajará solo de forma temporal ya que en apenas un par de meses el grupo regresará a las tablas para representar un musical, el género que les encumbró. 
La esencia del teatro se llama Studio 46La esencia del teatro se llama Studio 46En estas dos representaciones, y como en el resto de sus actuaciones, todo apunta que se volverá a conseguir un éxito, como ha sucedido durante sus cuarenta años. En este tiempo, Studio 46 ha superado los 114.000 espectadores en los doce musicales, 35 comedias y un único drama al que han dado vida. Aún así, entre cada guión, decorado y vestuario todavía se acuerdan de aquel Jesucristo Superstar, con el que consiguieron completar 19 representaciones, entre las que alcanzaron los 17.321 espectadores.