Los órganos judiciales registran 275.990 asuntos en 2018

SPC
-
El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL), José Luis Concepción, da a conocer la Memoria Anual de Actividades y Funcionamiento del Alto Tribunal correspondiente al año 2018. - Foto: Ical

Los juzgados y tribunales de Castilla y León resuelven 264.634 asuntos en 2018, 5.540 más que en 2017

Los órganos judiciales de Castilla y León registraron un total de 275.990 asuntos en 2018, 5.823 más que el año anterior (270.167 asuntos), según se desprende de la Memoria Anual de Actividades y Funcionamiento del Alto Tribunal de la Comunidad, que fue presentada hoy en el Palacio de Justicia de Burgos por su presidente, José Luis Concepción.

Se trata de un incremento en cuanto al número de asuntos ingresados en los órganos judiciales del territorio, que se notó especialmente en los órdenes jurisdiccionales civil y contencioso-administrativo, en los que aumentaron los asuntos en 6.077 y 1.260, respectivamente.

En el orden social, según expuso Concepción, el incremento fue inapreciable -127 asuntos más que en 2017-, mientras que en el orden penal hubo un ligero descenso cifrado en 1.641 asuntos. Por órdenes jurisdiccionales, desglosó que en el orden civil, mientras que en el año 2017 se registraron 106.011 asuntos durante el pasado 2018 ingresaron 112.088.

En el orden contencioso, frente a los 7.621 asuntos registrados en 2017, ingresaron 8.881 procedimientos. Y en el social, frente a los 20.682 asuntos de 2017, se registraron 20.809. Por el contrario, precisó que en el orden penal, mientras que en 2017 fueron 135.853 asuntos, el pasado año llegaron 134.212.

Ello se debe, aseveró Concepción, “a la tónica iniciada con motivo de la entrada en vigor de la reforma de la LECrim que evita remitir los atestados sin autor conocido a los Juzgados, que antes eran sobreseídos en sede judicial y que aumentaban significativamente el volumen de lo registrado”.

Asuntos en trámite

De igual modo, señaló que el número de asuntos en trámite en los Tribunales de la Comunidad aumentó ligeramente en relación con los que existían al finalizar el pasado ejercicio. Si entonces se hablaba de 94.644, al finalizar 2018 existían 104.120. Existen, afirmó, 9.476 asuntos en trámite más que al finalizar el pasado ejercicio.

El nivel de resolución también experimentó una ligera variación determinada, precisó, “por las necesidades”. Durante 2018 los Juzgados y Tribunales de Castilla y León resolvieron 264.634 asuntos, 5.540 más que en 2017. El detalle por órdenes jurisdiccionales en cuanto al número de asuntos ingresados y resueltos es el siguiente: en el orden civil ingresaron 112.088 asuntos y se resolvieron 104.113; en el orden penal ingresaron 134.212 asuntos y se resolvieron 133.662; en el orden contencioso-administrativo ingresaron 8.881 asuntos y se resolvieron 7.952; y en el orden social, 20.809 asuntos y se resolvieron 18.907.

Por tanto, el presidente del Tribunal Superior de Justicia aseguró que “además de que las cifras han aumentado, en lo que a resolución se refiere, en comparación con el pasado año, siempre se han resuelto el mismo número de asuntos que los que han ingresado”.

Sentencias dictadas

Por lo que se refiere al número de sentencias dictadas por los jueces y magistrados que sirven en Castilla y León, el total asciende en el año 2018 a 76.178, (4.018 más que el pasado año), lo que supone una media por órgano judicial de 324,16 sentencias (frente a las 312,38 del pasado año).

Por órdenes jurisdiccionales, en el orden civil se dictaron 35.124 sentencias (31.591 en 2017); en el orden penal se dictaron 23.249 sentencias (23.438 en 2017); en el orden contencioso administrativo se dictaron 5.689 sentencias (5.834 en 2017); y en el orden social se dictaron 12.116 sentencias (11.297 en 2017).

En este punto, Concepción matizó que “no son solo sentencias” las que dictan los jueces y magistrados, sino también otras resoluciones. Así, apuntó que dictaron además 118.397 autos frente a los 114.187 del pasado año. En concreto, en el orden civil, 30.592; en el orden penal, 83.894; en el orden contencioso administrativo, 2.825; y en el orden social 1.086.

“Resulta evidente de estos datos que la carga de trabajo que soportan jueces y magistrados es aún muy elevada y, desde luego, superior a la deseable si queremos una justicia ágil, eficaz y eficiente, muy cerca de conseguir”, enfatizó. En definitiva, dijo, “no sólo ha aumentado el volumen en el registro de asuntos, sino que el índice de resolución también ha aumentado”.

Finalmente, Concepción consideró que “se ha trabajado con rigor y seriedad” y resaltó que “eficacia y calidad” son los términos que “mejor definen” la labor de los jueces y magistrados de Castilla y León. “El poder judicial está cumpliendo con su obligación de una manera abnegada y eso ha hecho que estemos recuperando el crédito a ojos de la sociedad”, afirmó. Frente a ello, lamentó, “continúan las disfunciones en los medios materiales con los que tenemos que trabajar cada día”.