Una jornada excepcional en la apertura de la media veda

A.I.A.
-

Burgos se reafirma en el liderato cinegético en Castilla y León

Cazadores en el coto de Quintanadueñas. - Foto: Patricia González

Capturar 25 codornices el primer día de la apertura de la media veda no ha sido complicado para los cazadores burgaleses. La gran mayoría ha hecho el cupo y ha disfrutado con una buena meteorología. La jornada inaugural ha sido excepcional, como no se recordaba en la última década. Burgos se ha reafirmado en su liderato cinegético dentro de la Comunidad.
Los buenos pronósticos se han cumplido con creces. La recogida del cereal, más retrasada que en años anteriores, ha posibilitado la buena crianza de la codorniz y ha evitado que emigraran a parajes más frescos. Los cazadores han visto numerosas codornices con pollos, lo que les augura buenas jornadas cinegéticas.
En la provincia de Burgos las mejores zonas han sido las de los alrededores de la capital y la zona de Villadiego. En Aranda y la comarca de la Ribera ha resultado un poco más floja, al igual que en el extremo norte, Espinosa de los Monteros, Villarcayo, Medina....
«Se han hecho muchos cupos en la primera jornada. Burgos sigue siendo la primera provincia de Castilla y León en la actividad cinegética. Se han visto perchas como no se conseguían hace diez años», confirma el presidente de la FederaciónRegional de Caza.
También se esperaba mucha codorniz en Soria, según los muestreos realizados por la propia Federación de Castilla y León. Sin embargo, en bastante zonas han desaparecido. «El frío también ha provocado que hayan emigrado muchas codornices. En una semana el descenso es considerable», explica.
En el resto de las provincias de la comunidad la primera jornada de la apertura de la media no ha sido nada positiva. «Hay algunas zonas que pueden salvarse, en el resto el fracaso es total. En algunos cotos de Valladolid han salvado la jornada por el conejo, que hay muchos», concluye Santiago Iturmendi.
Los cazadores podrán salir al campo los martes, jueves, sábados, domingos y festivos hasta el último fin de semana de octubre, en el que se levanta totalmente la veda.