El Ayuntamiento compensa a 26 empleados por pagar de menos

Ó. Casado
-

Se trata de trabajadores contratados a través de los planes de la Junta, a los que se les aplicaba mal el convenio y supondrá unos 100.000 euros de sobrecoste para las arcas municipales

El departamento de Parques y Jardines es uno de los que suelen tener refuerzos a través de los planes de empleo. - Foto: Ó.C.

Los trabajadores contratados a través de los planes de empleo de la Junta de Castilla y León cobran desde el 2018 lo mismo que los empleados municipales. Esta decisión se tomó tras varias sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, en las que se asumía que a pesar de ser temporales tenían que tratarse como el resto de la plantilla, puesto que desempeñaban las mismas labores. Por lo tanto, el equipo de gobierno varió su postura inicial y empezó a aplicar el convenio municipal en lugar de los sectoriales, como se venía haciendo hasta 2017.

El problema para el Ayuntamiento estaba en qué hacer con las personas contratadas antes del cambio de criterio, teniendo en cuenta que la justicia estaban dando la razón a los trabajadores. Por este motivo, el departamento de Personal lanzó un mensaje: no hacía falta recurrir a los tribunales, si se reclamaba en el Consistorio, se compensarían las cantidades. De esta manera, ya fuera a través de la vía judicial o por el camino indicado por el Ayuntamiento, de los contratados en 2017 se atendieron 26 reclamaciones de las 48 personas que podían hacerlo. Aunque 18 no solicitaron esta compensación.

Precisamente sobre las cifras, la concejala de Personal, Laura Torres, señala que todavía no se han tramitando todas las aceptadas aunque en cualquier caso, sí que está claro que 18 se hicieron con una reclamación al margen de los tribunales. A estas, hay que añadir otros dos casos en los existió una sentencia judicial y seis expedientes más que «estaban pendientes de juicio pero a pesar de ello se les está pagando», apunta la responsable.

Además, hay que tener en cuenta que hubo otras cuatro solicitudes correspondientes a los trabajadores de 2017 que se presentaron, aunque llegaron fuera de plazo puesto que «se tiene un año a partir de la finalización del contrato para poder reclamar», se aclara. Una circunstancia que también influyó para los 44 casos de 2016, puesto que para ellos solo se tenían en cuenta por parte del Consistorio las peticiones si existía una sentencia favorable. Un requisito que se tuvo en apenas un par de casos, por lo que la influencia en las cuentas municipales fue mucho menor.

Sobre el efecto en las arcas municipales, Torres se muestra cauta ya que no se han liquidado los 26 expedientes por lo que «hasta que no se terminen de pagar no se va a cuantificar». Sin embargo, tras las sentencias hay que tener en cuenta que la diferencia puede ascender a los 5.000 euros, aunque la concejala remarca que prácticamente en cada caso hay una cifra diferente puesto que dependía de las tablas salariales de los convenios, el tipo de contrato o las categorías.

No obstante, por parte del Ayuntamiento se tiene una cifra que sí que puede ser orientativa y se basa en la aportación que se reservaba en el presupuesto para los planes de empleo y completar la subvención de la Junta. En este sentido, «la diferencia de lo que se venía pagando aplicando los convenios del sector al municipal está entre 100.000 y 150.000 euros», confiesa Torres. Este año serán unos 300.000 euros de aportación municipal.

Este caso levantó desde el principio las críticas por parte de CCOO que ya ganó al Ayuntamiento por un caso de 2016. Sin embargo, la administración local se mantuvo un año más en su postura por entender que el convenio municipal excluía «expresamente», como resalta Torres, a este tipo de trabajadores, por lo que ahora se entiende que «no se está cumpliendo» el acuerdo con los sindicatos, que en teoría iba a estar vigente entre el 2011 y el 2014. De momento no se ha renovado.