«Creer en la acupuntura es como creer que la Tierra es plana»

I.M.L. / Aranda
-
El doctor Sanz está a punto de presentar su segundo libro en Aranda. - Foto: DB

Víctor Javier Sanz • Médico

Este doctor ahora jubilado nació en Bilbao en 1950 pero lleva más de 30 años residiendo en Aranda de Duero, donde ha ejercido su labor profesional como especialista en Cardiología y Medicina Familiar y Comunitaria en el Centro de Salud Sur durante sus últimos años de vida laboral. Tras la publicación de su primer libro divulgativo, La homeopatía, ¡vaya timo!, ahora se enfrenta a desmontar los mitos de otro tratamiento como es la acupuntura.

Primero fue la homeopatía y ahora se enfrenta a desmontar todos los mitos que existen en torno a la acupuntura, en su libro titulado La acupuntura, ¡vaya timo! Este es un tratamiento milenario de la medicina china que Sanz asegura que es un sistema médico pseudo científico, que carece de efecto clínico específico y que, además, puede ser peligroso.
Para empezar con las cosas claras, ¿qué es la acupuntura?
Probablemente es la medicina más antigua que se conoce, con 23 siglos de antigüedad. Forma parte de la historia de la medicina como Hipócrates, que leído hoy en día dice unas tonterías científicas mayúsculas. La acupuntura era una medicina pero es una medicina falsa, es como cuando el hombre creía que la Tierra era plana, eso era ciencia pero ya no cuenta, ahora hay que pasar a otra teoría; con la acupuntura pasa igual, en su momento fue una medicina con su importancia, pero ahora no nos la pueden vender como una medicina. En sí, la acupuntura no es una medicina, sino un tratamiento dentro de la medicina tradicional china, que tenía como complemento el uso de determinadas hierbas o realizar pequeñas quemaduras en distintos puntos de la piel. Pero tiene un fundamento empírico porque cuando te das un golpe y te frotas en la zona golpeada, se te pasa un poco, y eso es lo que extrapolaron para curar todo tipo de enfermedades con acupuntura.
¿Por qué cree que esta pseudo medicina, como usted la denomina, tiene tanta fama?
Los chinos lo tienen como un saber milenario y a nivel popular tiene mucha aceptación, pero tiene más a nivel médico, cosa que con la homeopatía es al revés. Entre los médicos tiene un cierto predicamento pero yo les planteo si pondrían un tratamiento en Cardiología con un libro de hace 70 años, y cuando me dicen que no les cuestiono si lo harían con un libro de 23 siglos y que se hacía con cañas de bambú y ritos mágicos.
Pero usted asegura que no tiene un efecto clínico específico, es decir, que es ineficaz.
La acupuntura puede tener el mismo efecto que cuando a ti te pica, te arrascas. Tiene un fundamento neurofisiológico para ello pero eso no justifica que pueda curar el SIDA, la hepatitis, el Alzheimer, te pueda quitas las lombrices,... hay un punto que cura más de 100 enfermedades, ¡eso no se lo puede creer nadie!, del corazón, de los ojos, del sistema endocrino; o sea, que cuando tengas un infarto te aprietas debajo de la rodilla y no esperas a la ambulancia, esperas al de la funeraria.
Además, entre sus afirmaciones asegura que es una técnica médica peligrosa.
En efecto, porque te pinchan y puede provocar complicaciones. Yo describo en el libro más de un centenar de neumotórax que yo haya visto, multitud de infecciones como el SIDA o la hepatitis, aunque ahora los acupuntores llevan más cuidado y usan agujas desechables, pero a veces se rompen, e incluso se ha dado un caso de una hemorragia intracraneal, se han pinchado vísceras abdominales y la médula espinal, cosas muy serias.
En su libro nos echa la culpa, en parte, a los medios de comunicación de que la acupuntura tenga tanto auge, ¿tanto poder tenemos?
Por supuesto, yo veo muchos reportajes en los suplementos dominicales o en las revistas femeninas en los que se le da mucha importancia y curiosamente nunca hay una voz en contra de ello. Quizá, los médicos son un poco pasotas en ese sentido porque vende más estar a favor de la acupuntura que estar en contra. Si en vez de escribir este libro, hago uno titulado Vaya usted a la acupuntura que le va a curar todo tengo un éxito tremendo.
¿Y qué les echa en cara a los profesionales que practican esta técnica médica?
Contra los acupuntores tengo que es un engaño pero tengo más en contra de los médicos acupuntores que tienen una carrera de medicina y hacen acupuntura, lo cual es contradictorio porque aseguran que la acupuntura es un sistema médico que no tiene nada que ver con la medicina científica y se aprovechan de que tienen la carrera de medicina para ejercer la acupuntura y quitarse la competencia de los acupuntores reales. Incluso en los Colegios Médicos tienen comisiones para ellos, se les subvenciona y todo por corporativismo de la profesión, que considera a los acupuntores como intrusos. Pero llegan a una incongruencia total porque por una parte dicen que los únicos que pueden ejercer la acupuntura son los médicos universitarios, pero no hay ni titulación ni un MIR de acupuntura, por lo que los médicos tienen que acudir a los acupuntores para aprender la técnica.
Pero es que la OMS también la defiende...
Eso pasa por problemas de tipo económico y político, no hay unos motivos científicos para defenderla. En los países pobres no hay dinero para introducir medicinas caras o cirugías o métodos diagnósticos caros, lo que ha hecho que en estos países estén acostumbrados a este tipo de medicina que no cura pero les mantiene.