28 colectivos exigen una política de Estado sobre el alzheimer

SPC / Valladolid
-

Las asociaciones de familiares pretenden elaborar este año un protocolo común de detección precoz de esta demencia, que afecta a 50.000 personas en la Comunidad

La presidenta, Milagros Carvajal (2d), acompañada por los miembros de la junta directiva de Afacayle. - Foto: Leticia Pérez (Ical)


La Federación Regional de Asociaciones de Familiares de Enfermos de Alzheimer de Castilla y León (Afacayle) celebró ayer su asamblea general en Valladolid, donde su presidenta, Milagros Carvajal, explicó que la agrupación tiene este año como reto la elaboración de un protocolo común de detección precoz del Alzheimer, «en el cual está prevista la participación de otras entidades sociales del mundo de la discapacidad».

«La atención a las personas afectadas por una demencia no se puede abordar de manera individual, ya que es un problema sociosanitario que requiere la respuesta conjunta de todos los agentes sociales, para lo cual es preciso utilizar ya una política de Estado», explicó. Según los datos ofrecidos, el alzheimer ya representa más del 60 por ciento de la dependencia en España y supone un coste anual de 36 millones. «Sólo en Castilla y León hablamos de unos 50.000 casos de personas afectadas directamente, cifra que se duplica si incluimos a los cuidadores», esgrimió antes de recalcar que «aún no podemos curar la enfermedad, pero juntos podemos mejorar la calidad de vida de los afectados y sus familiares».

Según apuntó, todos los retos para 2016 están «bajo la premisa del trabajo en equipo», y pretenden «promover y fortalecer la comunicación» con las consejerías de Familia e Igualdad de Oportunidades y Sanidad.

En ese sentido, Afacayle plantea varias líneas de trabajo con ambas consejerías para paliar este «problema sociosanitario». Por ejemplo, Carvajal explica que pondrán todo su conocimiento y experiencia a disposición del departamento de Familia para abordar los importantes cambios normativos que se preparan sobre el funcionamiento de los centros de atención a las personas mayores y la puesta en marcha de figuras nuevas de atención a la dependencia, según informa Ical.

La presidenta explicó que en Sanidad, los objetivos conjuntos pasan por promocionar los servicios de estimulación cognitiva especializada de las asociaciones, además del protocolo de detección precoz del alzheimer. Yse plantean «establecer alianzas estratégicas con otras entidades de la dependencia, dirigidas a la sostenibilidad de proyectos comunes y la generación de sinergias».

Finalmente, pretenden intensificar la utilización de las TIC como «medio de comunicación y sensibilización social, dirigido a la difusión de información sobre las demencias y búsqueda de oportunidades de mejora», para llegar así al mayor número de población.

Red asistencial. Según recordó Milagros Carvajal, la Federación cuenta con 28 asociaciones, de las cuales 19 son rurales, que dan servicio a 13.0982 personas afectadas directa o indirectamente por una demencia, a través de 38 unidades de prestación de servicios de promoción de la autonomía, 23 centros de estancias diurnas y dos centros residenciales.