scorecardresearch

El AVE a Orense llega el 'doble de rápido' que el de Burgos

L.M.
-

Se estrena con la mitad de tiempo en pruebas. La conexión entre Pedralba (Zamora) y la capital gallega, la de mayor dificultad técnica de todas las construidas, entrará en servicio este año tras 10 meses de ensayos. A Burgos, 20 como mínimo

En agosto del 2020 el tren auscultador del Adif inició los primeros test sobre la línea de AVE. - Foto: Alberto Rodrigo

El tramo de mayor complejidad técnica de cuantos existen en la red española de Alta Velocidad y uno de los más difíciles de toda la red europea ha requerido la mitad de periodo de pruebas para su entrada en funcionamiento que el que atravesará la meseta castellana. La ministra de Transportes, que realizó ayer el primer viaje entre Pedralba de la Pradería (Zamora) y Orense, anunció que el próximo 21 de diciembre entrará en servicio esta conexión, 10 meses después del inicio de las primeras comprobaciones sobre la vía.

Los tiempos que ha necesitado el Ministerio para el último tramo gallego chocan frontalmente con los que está precisando el que unirá Venta de Baños (Palencia) y Burgos, en plena llanura, y que se prolongarán un mínimo de 20 meses de cumplirse su llegada en el último plazo establecido por elGobierno: «vencido el primer trimestre del 2022».

(Más información, en la edición de papel de hoy de Diario de Burgos)