Salud Mental Aranda logró 51 contrataciones en 2018

Adrián del Campo
-
Las trabajadoras de Salud Mental Aranda presentaron los resultados en rueda de prensa. - Foto: A. del Campo

El servicio de empleo de la asociación ribereña atendió a 62 participantes. De ellos, 26 encontraron un trabajo

El servicio de empleo de la Asociación Salud Mental Aranda ha vuelto a presentar unas cifras de éxito, de éxito social. Durante el pasado año 2018 logró cerrar 51 contrataciones de personas con discapacidad, siendo 25 de ellas en empresas ordinarias, 19 en centros especiales de empleo y siete en la administración pública. En total fueron 62 los atendido desde el servicio y 26 los participantes que encontraron un trabajo. Esta cifra no coincide con la de contrataciones totales debido, seguramente, al mayoritario carácter temporal de los empleos que sigue ofreciendo el mercado.

Además de todo lo expuesto, Salud Mental Aranda desarrolló seis formaciones dirigidas a los participantes, cuatro de estas a mejorar la empleabilidad y sus habilidades sociolaborales, y las dos restantes a mejorar sus competencias digitales. También se llevaron a cabo dos prácticas formativas en entornos reales de trabajo, en las empresas Domicilia Grupo Norte y el bar Jamari.

El servicio de empleo se complementa con la relación con las entidades. Así, en 2018, 46 empresas colaboraron con la asociación en diferentes acciones como por ejemplo la gestión de ofertas, visitas, seguimiento de trabajadores... Actualmente son ya 137 las empresas que están en la bolsa de Salud Mental y en los próximos días se firmará un nuevo convenio, esta vez con la Fundación Eurofirms, dependiente de la empresa homónima de recursos humanos.

A pesar de los buenos resultados del servicio de empleo, en Salud Mental quieren seguir aumentado su labor social y por eso tienen la previsión de atender a 18 personas más durante este año, contando así con los 80 participantes. Por ello están promocionando la iniciativa laboral, que es totalmente gratuita y de la que se puede beneficiar cualquier persona en situación de desempleo, residente en Castilla y León y en posesión del certificado de discapacidad igual o superior al 33 por ciento. En el caso del programa para jóvenes, se suman los requisitos de tener entre 16 y 30 años y estar inscrito en el sistema de Garantía Juvenil. El servicio de empleo se basa en dos programas de la UE que son cofinanciados por el Fondo Social Europeo, la iniciativa Empleo Juvenil y la Junta de Castilla y León.