El Banco de España carga contra Sánchez

SPC
-

La entidad señala que la estimación del Gobierno incluye riesgos de desviación que podrían alcanzar los 8.500 millones de euros, lo que elevaría el déficit al 2%

Primera comparecencia de altos cargos de la Administración y del sector público empresarial para explicar el proyecto de Presupuestos Generales del Estado y primera bofetada al Gobierno de Pedro Sánchez. El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos,  desmontó ayer parte de las Cuentas que presentó el Ejecutivo en la Cámara y que todavía tienen que recibir el visto bueno del Hemiciclo.
La entidad considera que el Ejecutivo ha realizado una mala estimación al inflar la previsión de ingresos en, al menos, 8.500 millones de euros. Esta cifra significa que el déficit incumplirá claramente el objetivo de estabilidad del 1,3 por ciento del PIB que marca Europa y tampoco se ajustará al objetivo del 1,8 por ciento que se había marcado el propio Gobierno. Según sus cálculos, el desfase presupuestario alcanzará el dos por ciento. 
En este sentido, el Banco de España advierte de que las estimaciones de los ingresos públicos recogidas en los Presupuestos se encuentran sujetas a riesgos a la baja «significativos», con «mucha incertidumbre» respecto a la capacidad recaudatoria de los nuevos impuestos (tasa Google y tasa Tobin),  así como por las cotizaciones sociales del 8,2 por ciento estimado por el Ejecutivo en el proyecto.
Además, considera que las previsiones parecen incorporar unas elasticidades superiores a las medias históricas. De hecho, de acuerdo con sus cálculos, la recaudación agregada por impuestos compartidos y cotizaciones sociales efectivas aumentaría un 5,6 por ciento en 2019, frente al incremento previsto por el Gobierno del 6,9 por ciento. También ve un riesgo adicional en el potencial retraso de la entrada en vigor de las nuevas cuentas.