Un conductor ebrio se 'come' una rotonda de la N-I

DB
-

La Guardia Civil investiga a N.M., de 32 años, por un delito contra la seguridad vial. Triplicó la tasa de alcohol permitida el domingo por la tarde

Un conductor ebrio se 'come' una rotonda de la N-I

Fuerzas del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Burgos, han investigado a N.M. de 32 años de edad, como presunto autor de un delito contra la seguridad vial por conducir un vehículo a motor bajo la influencia de bebidas alcohólicas superando las tasas establecidas.

Los hechos ocurrieron en la tarde de ayer domingo, 7 de abril, cuando en el kilómetro 248’800 de la carretera N-I, punto en el que existe una rotonda, un turismo que circulaba sentido norte se salía de la vía por su margen derecho chocando contra varios elementos de la vía.

A consecuencia del siniestro, en el que resultó ileso su conductor y único ocupante, se produjeron desperfectos de gran consideración en el vehículo y en los elementos de la vía.

En el lugar se le practicó la prueba de alcoholemia a N.M., quien a simple vista presentaba evidentes síntomas de encontrarse bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

Los resultados obtenidos mediante el aire espirado mostraron una tasa de 0’84 y 0’76 mg/l, lo que supone superar en más de 3 veces la tasa máxima permitida de 0’25 mg/l, por lo que el conductor fue investigado como presunto autor de un delito contra la seguridad vial.

Las diligencias instruidas serán entregadas en el Juzgado de Instrucción número 4 de Burgos.