Rehabilitación 'cum laude'

G.Arce
-

Carlos Alonso de Armiño, empresario del transporte, supera un ictus desarrollando una tesis doctoral pionera en la UBU sobre la situación de su sector y en la que colabora la patronal FAE

Rehabilitación 'cum laude' - Foto: Alberto Rodrigo

Carlos Alonso de Armiño es, pese a su juventud (53 años), un empresario de referencia en el sector del transporte de mercancías por carretera en Burgos. Gestor de empresas de camiones, informático de formación y profesor asociado de Organización Empresarial en la Escuela Politécnica de la UBU desde 1995, presidió la patronal provincial de cargas completas (Astracc)y aportó todos sus conocimientos sobre el transporte al Comité Ejecutivo de FAE durante el mandato de Roberto Alonso. Todo terminó de forma fulminante en 2009, un ictus severo le dejó literalmente en la cuneta. 
Una década después presenta la segunda tesis doctoral industrial que se realiza en la UBU, un concienzudo estudio sobre la evolución del mundo del transporte en España que une la investigación universitaria con la aportación empresarial. El sobresaliente cum laude recibido esta semana va mucho más allá de una mera nota académica... 
«El ictus me afectó a una zona del cerebro, la vertebro-basilar, que tiene una repercusión a corto plazo pero que se recupera bastante, a Dios gracias. Los médicos me dijeron que la mejor forma de recuperar las neuronas era usarlas, que tomase café, que escuchase la música que a mí me gusta y que no me complicase la vida...», recuerda el hoy ya doctor. 
La mejor forma de utilizar sus neuronas fueron los cursos de doctorado y el recuperar la actividad como profesor universitario. Sus directores de tesis, Miguel Ángel Manzanedo y Álvaro Herrero, fueron los que, viendo su recuperación, le exigieron un paso más. 
El trabajo es pionero por su condición de tesis doctoral industrial,  en cuya elaboración han colaborado FAE, la Federación Nacional de Agencias de Transporte de Carga Completa (Anatrans) y el Ministerio de Fomento. «Es encomiable que la UBU empiece a trabajar con entornos profesionales, que deje de ser una especie de torre de marfil y empiece a mirar hacia afuera».
De hecho, esta tesis abre la puerta a que las asociaciones empresariales y sus asociados se planteen doctorados industriales en la UBUcuya aplicación última sea la propia empresa del doctorando. «Ojalá mi aportación abra esta puerta...».   
estudio. La tesis profundiza en una idea muy básica: «La creencia popular de que la presencia de los camiones en las carreteras marcan la situación de la economía y que el desarrollo económico está vinculado al transporte». Se trata de dos axiomas comúnmente reconocidos que la economía digital ha puesto pone en cuestión: la evolución económica, se pregunta, se ha «desacoplado» del tráfico pesado en las carreteras.  
Para confirmar si continúa o no esta relación, se cruzan una ingente cantidad de datos de estudio de aprendizaje máquina (analizando la actividad de un vehículo pesado cada la semana en toda Europa entre los años 2011 y 2017) y sistemas de inteligencia artificial. Obviamente, se confirma lo evidente: el tráfico de mercancías sigue siendo un buen termómetro económico.
Y, ¿qué conclusiones extrae de los datos? Varias: el transporte ha vivido una profunda depresión durante la crisis y ahora se está recuperando, es decir, «sigue existiendo acoplamiento». Pero ha cambiado, «cada vez es más capilar y se está ‘furgonetizando’». La furgoneta no solo conquista la ciudad sino que está desplazando al gran camión en la carretera. Fruto de esta competencia se están estrechando los márgenes del negocio («no ganamos un duro», ironiza), las flotas de camiones están envejeciendo y se realizan más viajes, cada vez menos en vacío, aunque la media de cargas reales transportada es menor. «La ocupación de los vehículos está decreciendo lo que significa que los camiones no están siendo aprovechados o que las mercancías son menos densas y ocupan menos». (Más información en edición impresa)