El desempleo cae un 4,09% en el tercer trimestre en CyL

SPC
-

En comparación con el tercer trimestre del año pasado, la Comunidad registró un retroceso del 0,41%, de 500 personas

Oficina de empleo de Castilla y León. - Foto: David Castro

El número de desempleados en Castilla y León cayó un 4,09 por ciento en el tercer trimestre del año, 5.400 personas menos, en comparación con el segundo trimestre del año, y con un dato total de 126.500 parados. Este descenso está muy por encima del registrado a nivel nacional, que fue del 0,5 por ciento en términos trimestrales, con 16.200 parados menos, con lo que la foto fija se cerró en España con 3,21 millones de desempleados.

En comparación con el mismo periodo de hace un año, la Comunidad registró una caída del 0,41, con 500 desempleados menos. Mientras tanto, en España el retroceso fue muy superior, del, 3,36 por ciento, con 111.600 personas menos en las listas, según recoge la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Con estas cifras, la tasa de paro se situó en el 11,18 por ciento, por debajo del 13,92 por ciento de España. Sobre el segundo trimestre, la tasa bajó en 0,58 puntos, mientras que respecto al mismo periodo de hace un año la caída ha sido de 0,12 puntos. En España, la tasa se cerró en el 13,92 por ciento, lo que implicó una caída de 0,10 puntos en comparación con el dato del segundo trimestre, y de 0,63 puntos en términos interanuales.

Las mayores bajadas trimestrales del paro se dieron en Baleares (24.700 parados menos), Comunidad de Madrid (10.500) y Cataluña (9.200), mientras que los mayores incrementos se dieron en Andalucía (30.300 parados más), en la Región de Murcia (6.000) y en el País Vasco (5.600 parados más). En términos anuales, las mayores reducciones del número de parados se registraron en la Comunidad de Madrid (48.400), Andalucía (32.400) y Comunidad Valenciana (32.100). En cambio, los mayores incrementos se dieron en Cataluña (18.400 parados más), Canarias (17.300) y Baleares (7.300).

Ocupación

Por lo que respecta a la ocupación, en Castilla y León había al cierre del tercer trimestre del año 1.005.000 ocupados, es decir, 15.400 personas más que en trimestre anterior, lo que supone un 1,56 por ciento más. En este caso, los ocupados en España se cerraron en 19,8 millones de personas, 69.400 más, es decir, un 0,35 por ciento. En la comparativa interanual, los ocupados subieron en 8.000 personas, un 0,8 por ciento en la Comunidad y en 346.300 en España, un 1,77 por ciento.

En el último año, los mayores aumentos de ocupación se dieron en la Comunidad de Madrid (104.500 más), Cataluña (68.500) y Andalucía (68.100) mientras que la ocupación descendió en el último año en Canarias (18.100 menos), Asturias (8.300) y Baleares (1.900).

En términos relativos, las comunidades con los mayores incrementos anuales del empleo fueron Murcia (3,86 por ciento), Comunidad de Madrid (3,49 por ciento) y Extremadura (3,18 por ciento), mientras que Principado de Asturias (2,12 por ciento), Canarias (1,99 por ciento) y Baleares (0,31 por ciento) presentaron las tasas de variación anual negativas.

Activos

A estos datos se suma que Castilla y León ganó activos en el tercer trimestre del año sobre el primero, en concreto 10.000 personas, un 10 por ciento más, hasta 1,13 millones. En España, con 23,088 millones de activos, esta población subió en 53.200 personas, un 0,23 por ciento respecto al trimestre anterior. En este caso, en términos anuales, Castilla y León ganó 7.500 activos, un 0,66 por ciento más, mientras que España hizo lo propio con 234.700 activos, un 1,03 por ciento más.

La tasa de actividad se situó en el 55,35 por ciento, lo que implicó un repunte de 0,47 puntos sobre el mismo trimestre del año anterior y de 0,52 puntos respecto al trimestre anterior. En España, la tasa de actividad descendió en 0,02 puntos respecto al último trimestre y en 0,01 puntos respecto al mismo periodo del año pasado, hasta situarse en un 58,72 por ciento.

Evolución provincial

Por lo que respecta a la evolución por provincias, en la comparación intertrimestral, el paro descendió en la mayoría de provincias, salvo en Burgos, Valladolid y León. El mayor crecimiento del desempleo respecto al segundo trimestre del año se dio en el caso de Valladolid, donde aumentó un 10,9 por ciento (3.000 personas, hasta los 30.400 desempleados); en Burgos aumentó un 8,3 por ciento (1.300 personas, hasta 16.900); y en León hizo lo propio en un 2,3 por ciento (600 personas, hasta 26.300 desempleados).

En el resto de provincias, la tendencia del paro durante el último trimestre fue positiva. Descendió un 43,2 por ciento en Palencia (3.800 personas hasta 5.000 desempleados); un 15,8 por ciento en Soria (600 personas, hasta 3.200); un 13,2 por ciento en Segovia (1.000 personas menos, hasta 6.600); en un 12,1 por ciento en Zamora (1.300 personas menos y un total de 9.400 desempleados); un 11,7 por ciento en Ávila (1.200 parados menos hasta 9.100); y un descenso del 10,5 por ciento en Salamanca (2.300 parados menos hasta 19.600).

En términos interanuales, solo se produjeron repuntes en los casos de las provincias de León (27,6 por ciento, con 5.700 parados más) y en Valladolid, con un aumento del 22,5 por ciento (5.600 personas más). Por el contrario, los mayores descensos se registraron en Palencia, donde fue del 39,7 por ciento (3.300 personas menos); del 23,5 por ciento en Zamora (2.900 parados menos); cayó un 22,3 por ciento en Segovia (1.900 parados menos); un 17,2 por ciento en Ávila (1.900 parados menos); un 5,8 por ciento en Soria (200 parados menos); un 4,4 por ciento en Salamanca (900 parados menos) y un 3,4 por ciento en Burgos (600 desempleados menos).

En cifras absolutas, la mayor tasa de paro se dio en Salamanca, con un 13,1 por ciento; un 12,65 por ciento en Ávila; un 12,43 por ciento en León; un 12,38 por ciento en Zamora; un 11,91 por ciento en Valladolid; un 9,81 por ciento en Burgos; un 8,46 por ciento en Segovia; un 7,05 por ciento en Soria y un 6,95 por ciento en Palencia.

Mientras, la cifra de ocupados solo cayó en Valladolid respecto al trimestre anterior, en un 1,1 por ciento hasta los 224.800 ocupados, 2.600 menos. El número de ocupados prácticamente se mantuvo respecto al segundo trimestre en la provincia de León, donde apenas creció un 0,1 por ciento hasta los 184.900 ocupados (100 más), y en Salamanca, donde aumentó un 0,5 por ciento, hasta los 130.300 trabajadores (700 más).

Los mayores aumentos se dieron en Zamora, con un 1,4 por ciento y 900 ocupados más, hasta los 66.500; en Burgos, con un 2,7 por ciento más y 4.100 trabajadores más, hasta los 155.200; en Segovia, con un 3,2 por ciento más (2.200 más hasta los 71.300); un 5,2 por ciento en Ávila (3.100 más hasta los 62.900); en Soria creció un 6,8 por ciento (2.700 ocupados más, hasta 42.600); y el mayor aumento se dio en el caso de Palencia, donde creció un 6,9 por ciento (4.300 personas, hasta 66.500).

En términos interanuales, los ocupados descendieron un 0,15 por ciento en Zamora (100 personas); un 1,01 por ciento en Valladolid (2.300 personas menos) y también en un 2,47 por ciento en el caso de Salamanca (3.300 personas menos). Por el contrario, la ocupación experimentó una tasa positiva interanual en el resto de provincias, salvo en Burgos, donde no varió. En Ávila creció un 3,1 por ciento (1.900 personas); en León un 0,98 por ciento (1.800 personas); un 3,7 por ciento en Palencia (2.400 personas); un ocho por ciento en Segovia (5.300 personas); y un 5,9 por ciento en Soria (2.400 personas).

Si se analizan los datos de población activa, solo descendieron en Salamanca y Zamora respecto al segundo trimestre del año, en concreto un 1,1 por ciento en Salamanca (en 1.600 personas, hasta las 149.900 activas); y en un 0,5 por ciento en Zamora (400 personas, hasta las 75.900). Por el contrario, subieron un cinco por ciento en Soria (2.200 personas, hasta 45.900); un 3,5 por ciento en Burgos (5.400 activos más, hasta los 172.100); un 2,7 por ciento en Ávila (1.900 más hasta 72.000); un 1,6 por ciento en Segovia (1.200 personas hasta las 77.900 activas); un 0,6 por ciento en Palencia (400 activos más, hasta 71.400); un 03, por ciento en León (700 activos más hasta los 211.200); y un 02, por ciento en Valladolid (400 activos más, hasta los 255.200).

En la evolución anual, se registraron descensos en Zamora (3,8 por ciento y 3.000 activos menos); en Salamanca (un 2,7 por ciento y 4.200 activos menos); en Palencia de un 1,5 por ciento menos (1.100 activos menos); y en Burgos (0,34 por ciento y 600 activos menos). En el resto de provincias se produjeron aumentos, que fueron del 1,3 por ciento en Valladolid (3.300 activos más); 3,68 por ciento en León (7.500 activos más); 4,5 por ciento en Segovia (3.400 activos más); y un cinco por ciento en Soria (2.200 activos más), mientras que no se produjo variación en el caso de Ávila.

Por último, la tasa de actividad en términos absolutos se cerró con un un 50,3 por ciento en Zamora; 52,9 por ciento en Palencia; 53,01 en León; un 53,11 en Salamanca; 53,51 por ciento en Ávila; un 57,6 por ciento en el caso de Burgos; un 58 por ciento en Valladolid; un 60,2 por ciento en Segovia; un y un 60,5 por ciento en el caso de Soria.