La muerte de peatones en vía interurbana crece en 2018

SPC
-

Mayores de 65 años, atropellados por la noche y sin ninguna prenda reflectante es el perfil dominante entre las víctimas

La muerte de peatones en vía interurbana crece en 2018

Ya les venía preocupando desde hace tiempo, pero a las autoridades el balance definitivo de la siniestralidad vial en 2018, hecho público ayer, les ha ratificado en su convencimiento de la necesidad de implementar medidas de concienciación del riesgo que conlleva cruzar una carretera. El número de peatones muertos atropellados en las vías interurbanas ha crecido un 45 por ciento en el último año, un aumento que inquieta a la Dirección General de Tráfico (DGT), como también el perfil de la víctima: mayor de 65 años, arrollado por la noche y sin prendas reflectantes.
Los datos generales los facilitó ya hace unos días el director general de Tráfico, Pere Navarro, aunque ahora se han conocido en concreto:la cifra de peatones fallecidos tanto en vías urbanas como interurbanas ha pasado de 351 en 2017 a 386 en 2018, lo que supone un incremento del 35 por ciento.
En el caso de las carreteras interurbanas, la cifra ha pasado de 103 a 149, lo que significa un alza del 45 por ciento (46 más). Y del total de víctimas mortales, 69 fueron en autopistas y autovías y 80 en vías convencionales, con una subida del 41 y del 48 por ciento, respectivamente.
Mayores, de noche y sin elementos reflectantes sería el perfil del peatón atropellado en las carreteras interurbanas, según desveló el director del Observatorio de Seguridad Vial de la DGT, Álvaro Gómez. Porque los arrollamientos mortales se concentran en el tramo nocturno: 104 de los 149 fallecidos. Y esto es así tanto en autopistas y autovías (53 de los 69 muertos), como en carreteras convencionales (51 de los 80 decesos).
Gómez opinó que existe «un claro problema» de no uso de elementos reflectantes en este tipo de siniestros: el 83 por ciento de los muertos durante ese horario no llevaba ninguna prenda de este tipo.
Además, una mayoría de los atropellos mortales ocurren en recta: 58 por ciento en el caso de las autopistas y autovías y 60 en las carreteras convencionales.
En comparación con otros países, España tiene una proporción superior de peatones fallecidos en las carretera. Algo tiene que ver el buen tiempo y la costumbre en muchos pueblos del país de salir a pasear por ellas, señaló Gómez.