scorecardresearch

El Cronicón de Oña se reinventa en un nuevo escenario

ICAL
-

La representación celebra del 11 al 15 de agosto una edición al aire libre en el Monasterio de San Salvador, con 80 actores y la misma ilusión que otros años

Imagen de los ensayos de la representación histórica. - Foto: Ricardo Ordóñez ICAL

La tradicional representación del ‘Cronicón de Oña’, que este año celebra su XXXIII edición, vuelve a reinventarse y esta vez lo hace en un nuevo escenario: el Patio de San Íñigo del Monasterio de San Salvador, ubicado en la localidad burgalesa de Oña y fundado en el siglo XI por el conde de Castilla Sancho García. Un escenario nuevo al que la organización ha tenido que adaptarse, pero que permite una representación “mucho más dinámica”.

Así lo asegura la presidenta de la Asociación ‘El Cronicón de Oña’, Berta Tricio, que afirma estar encantada con este nuevo escenario al aire libre, al que visualiza con “muchas posibilidades” de cara a la representación. Este conocido espectáculo, que trae a escena los acontecimientos que sucedieron en la Castilla del Conde Sancho García y su necesidad de formar un territorio estable, vuelve a representarse tras un año de parón por la pandemia del COVID-19, y lo hace con todas las medidas de seguridad.

De esta forma, la representación cambia de lugar, para salir al aire libre, con un aforo reducido para 200 personas, que verán el espectáculo sentados en sillas y utilizando mascarilla en todo momento. El número de actores de la representación también se ha visto reducido, siendo en esta ocasión 80. Además, tal y como explicaron desde la organización, todos los participantes se están sometiendo a test de antígenos, actuarán con mascarillas y manteniendo las distancias en la medida de lo posible.

Este año cuentan con 14 vestuarios, con el objetivo de hacer “vestuarios burbuja”, y conseguir así que las personas que se van a cambiar juntas sean convivientes, familiares o de una misma cuadrilla. 

La Asociación lleva trabajando en esta nueva edición desde principios de 2021, e incluso ha comenzado a ensayar con más antelación que en años anteriores, comenzando a principios del mes de julio. “Nunca habíamos ensayado tanto. Lo habitual era empezar a partir del 24 o 25 de julio”, explicó la presidenta de la Asociación.

Un escenario lleno de posibilidades. Sin embargo, lo más destacable de esta edición es su nuevo escenario, que tal y como apunta Tricio, ofrece muchas “posibilidades” al espectáculo, que ha obligado a cambiar la escenografía y adaptar las entradas y salidas, pero que juega con las luces y el espacio, dando una visión nueva a una representación con más de 30 años de historia.   

“Es una puesta en escena muy espectacular, queda preciosa. Muy distinta de lo habitual e interesante desde el punto de vista escenográfico. Este sitio ofrece muchas posibilidades y creo que estamos jugando bien con ellas”, afirma Tricio. Un escenario que desde la organización ponen en valor y que esperan que guste mucho a la gente.

Esta recreación histórica gira en torno a la fundación del Monasterio de San Salvador en el año 1011 y a otros hechos relacionados con los personajes que están enterrados en el Panteón Real y Condal de Oña. A lo largo de su historia ha recibido varios reconocimientos, como los Premios Martinillos de Oro, a los ‘Valores Culturales’; el reconocimiento ‘Amigos del Teatro de Valladolid’, en 2015; o el Premio Serondaya a la Innovación Cultural 2016. Además, no hay que olvidar, que este evento está declarado Fiesta de Interés Turístico Regional, lo que atrae cada año a decenas de curiosos de diversas partes de España y de fuera de ella, deseosos de conocer más sobre la historia de Castilla.

El ‘Cronicón de Oña’, dirigido este año por Efrosina Tricio, podrá verse del 11 al 15 de agosto a las 22 horas en el Patio de San Íñigo del Monasterio de San Salvador, con un aforo reducido al aire libre para 200 personas. Las entradas pueden adquirirse en la página web del evento www.elcronicondeona.com y en el 947 300 477.