Gamesa invierte ocho millones de euros en su planta de Lerma

I.P.
-
Gamesa invierte ocho millones de euros en su planta de Lerma - Foto: Luis López Araico

Montará un nuevo banco de ensayo para multiplicadoras de más potencia. La fábrica lermeña lidera el desarrollo de los últimos modelos de estos componentes que la compañía integra en los aerogeneradores

Siemens Gamesa apuesta por la fábrica Gearbox Lerma, su filial, para posicionarse en el mercado de los aerogeneradores con la última tecnología y la máxima potencia. Especializada en la construcción de multiplicadoras (uno de los principales componentes de los aerogeneradores terrestres), el próximo proyecto en la villa ducal será la instalación de un nuevo banco de ensayos -ya cuenta con 3- que permitirá pasar de los 6,3 MW actuales a 11,5 MW de potencia (equivalente a 15.500 caballos de potencia) y que estará operativo previsiblemente en octubre de 2020. No está previsto ampliar la producción de unidades de multiplicadoras sino que éstas sean más potentes, por lo que de momento, tampoco esta reorganización implica la contratación de más trabajadores, que actualmente son 106.
La inversión prevista es de 8 millones de euros, la más importante del grupo en la planta de Lerma y en toda la unidad de Gearbox. Se trata de una apuesta decidida para liderar desde Lerma el desarrollo de los nuevos modelos de multiplicadoras que irán sustituyendo a los que sucesivamente se han ido produciendo en la planta, como los modelos G5X, G8X o G9X.
La instalación del banco de ensayo dentro de la planta va a suponer la reorganización del proceso productivo así como del almacén, que ya está saturado. Esta situación, unida a las mayores dimensiones de los componentes que están previstos para los aerogeneradores del futuro, han obligado a la empresa a comprar una parcela anexa que se destinará para almacenaje, ampliando así su superficie.
La compra de la parcela no la ha hecho directamente Siemens Gamesa a Sepes (la sociedad estatal que gestiona el suelo industrial), sino a través de una tercera empresa que también ejecuta la obra de la nueva nave, de 2.800 metros cuadrados. Ambos edificios estará conectados para facilitar el tránsito de componentes hacia el proceso productivo y el almacenaje. Una vez finalizada  la obra del almacén comienzan a correr los 10 años por los que se ha formado el contrato.
Se espera que en octubre esté finalizada la nave para comenzar con el traslado, necesario a su vez, para despejar la zona y comenzar a trabajar en la instalación del banco de ensayo dentro de la planta, que requerirá también de obra civil, comenzando por hacer cimentación.
Con esta transformación se pretende optimizar la planta exclusivamente para procesos de fabricación en sus 11.200 metros cuadrados, con capacidad para 90 toneladas. No hace mucho, ya se amplió en 1.200 metros cuadrados, pero los nuevos procesos y el banco de ensayo requieren aún más espacio y organización.    
El banco de ensayo tiene un doble objetivo. Uno, chequear que la máquina funciona y no tiene problemas, por lo que se rueda el cien por cien de las máquinas desde 0 a potencial nominal. Y por otro, realizar los rodajes para que cuando vayan al campo están preparadas para entrar el cien por cien de potencia desde el primer minuto.
Además, Siemens Gamesa trabaja en el desarrollo de nuevos prototipos y nueva tecnología, que requieren su validación, también en el banco de ensayo.
COMPETitividad. La competitivad en el campo eólico es cada vez mayor por parte de los mercados emergentes, y la apuesta de la compañía por Lerma es mantenerse en punta de lanza siempre con el desarrollo de nuevos prototipos, nueva tecnología y hacer las máquinas más potentes del mercado, asegura Roberto González, director de la planta.
Desde las instalaciones de la villa ducal se exportan multiplicadoras a países como Brasil, EEUU y Rusia, pero hay previsión para llegar a otros países e, incluso, se han exportado multiplicadoras a China, en plena competencia con los fabricantes asiáticos, lo que ayudó a Lerma a ser más competitiva en el sector y a apostar por el futuro.
El pasado año se ha exportado un 40 por ciento de la producción de multiplicadoras, con previsión al alza. En 2018, España tuvo una importante demanda, al haber una subasta importante de renovables, tras unos años sin autorizar instalaciones, por lo que se quedó en el país el 60 por ciento de la maquinaria fabricada en la planta Gearbox Lerma.
Las perspectivas en el sector de las renovables son en esos momentos extraordinarias, impulsado por los propios gobiernos de todos los países unidos al incremento de la demanda, por lo que el futuro de la planta de Gearbox está garantizado en la villa, afirman desde la empresa.