Burgos, donde más crece el precio de la vivienda

Agencias
-

Tanto la capital (+16%) como la provincia burgalesa (+15%) se sitúan al frente de la evolución interanual del valor medio del metro cuadrado en el primer trimestre de 2019. En el conjunto del país lo hace un 4,9%

El precio medio de la vivienda ha crecido en la capital burgalesa un 16% en el primer trimestre de 2019 con respecto al mismo periodo del año anterior. - Foto: Christian Castrillo

El precio medio de la vivienda terminada (nueva y usada), se encareció en Burgos un 16 por ciento en el primer trimestre de 2019, hasta los 1.450 euros el metro cuadrado, situando a la capital burgalesa al frente de la evolución interanual del valor medio, según el estudio realizado por Tinsa. A nivel nacional, el aumento del 4,9% supone el décimo trimestre consecutivo de subida. 
En términos medios, la vivienda se ha encarecido en España un 12,4% desde el mínimo que tocó en la crisis y se mantiene un 34,1% por debajo de los máximos de 2007. 
Aragón, con un aumento del 8,6% es la Comunidad donde más aumentó el precio de la vivienda terminada en el último año, seguida de Cataluña (7,8%) y Madrid (7,2%), mientras que Extremadura, La Rioja y Cantabria muestran precios inferiores al mismo periodo del año anterior. 
En el caso de Madrid y Cataluña acumulan crecimientos desde mínimos del 41,3% y el 34,6%, respectivamente, muy superiores al resto de regiones, que no superan el 20%, según ha afirmado el director del servicio de estudios de Tinsa, Rafael Gil. 
Por provincias, en el primer trimestre de 2019 destacan los incrementos de Burgos, con un aumento del 15%, Zaragoza (11,2%), Valladolid (10,8%), Málaga (10,6%) y Lleida, que registra un precio un 10,5% más caro. En el lado opuesto 16 provincias presentaron caídas interanuales, y por encima del 5% en cuatro de ellas, Soria, Albacete, Lugo y Zamora. 
Mientras que Guipúzcoa (2.353 euros por metro cuadrado), Madrid (2.313 euros por metro cuadrado) y Barcelona (2.186 euros por metro cuadrado) se posicionan como las provincias más caras, el precio más barato se localiza en Cuenca (688 euros por metro cuadrado), Teruel (696 euros por metro cuadrado) y Ciudad Real (702 euros por metro cuadrado). 
Respecto a las capitales, únicamente Madrid (9,8%) y Barcelona (6,8%) moderan la tasa de crecimiento, mientras que otras siete capitales, entre las que se encuentran Burgos, Valladolid, Málaga, Zaragoza, Valencia, Tarragona y Palma de Mallorca, muestran una revalorización superior al 10%. 
Sin embargo, Madrid, con un precio medio de 2.964 euros por metro cuadrado y Barcelona, de 3.389 euros por metro cuadrado, junto con San Sebastián (3.427 euros por metro cuadrado), son las capitales más caras del país. 
Barcelona, Madrid, Málaga, Palma y San Sebastián se han revalorizado más de un 30% desde los respectivos precios mínimos que tocaron en la crisis. Por el contrario, diez capitales (Logroño, Ávila, Lleida, Guadalajara, Zaragoza, Albacete, Castellón, Cuenca, Segovia y Ciudad Real) siguen con precios que no alcanzan ni la mitad de sus valores máximos.

 

Los españoles destinan el 17% de sus ingresos al pago de la hipoteca. Los españoles destinan de media el 17,1% de sus ingresos familiares brutos a afrontar el primer año de hipoteca. Según los datos del INE, la hipoteca media en España se situó en 123.797 euros en el cuarto trimestre de 2018, lo que supone un desembolso de 563 euros al mes. 
En el caso de las Islas Baleares, donde se destina un 22,5% de los ingresos para una hipoteca media de 174.482 euros, es la provincia donde se realiza un mayor esfuerzo financiero. Le siguen Málaga (22,1%) y Barcelona (17,8%). 
La cuota mensual hipotecaria más elevada se registra en Baleares (820 euros), Madrid (730 euros) y Barcelona (721 euros), muy por encima del pago promedio que se realiza en Lugo (334 euros), Zamora (340 euros) y Jaén (350 euros), las provincias con las cuotas más reducidas. 
El plazo medio de venta de una vivienda en España, que relaciona la oferta de viviendas en el mercado con el ritmo de compraventas, se sitúa en ocho meses. Destacan las grandes capitales, que cuentan con un plazo más reducido, como en el caso de Zaragoza (4,5 meses), Sevilla (4,6 meses), Valencia (6,5 meses) y Barcelona (6,5 meses).