El Sabadell eleva sus beneficios un 341%, hasta 532 millones

Benjamín López (SPC)
-

El consejero delegado, Jaime Guardiola, abre la puerta a cobrar a las empresas por sus depósitos, pero no cree que la medida llegue a los particulares

El Sabadell eleva sus beneficios un 341%, hasta 532 millones - Foto: Zipi

El Banco Sabadell ganó 532 millones de euros en los primeros seis meses del año, lo que representó casi un 341% más que en el mismo período de 2018 por la rebaja de provisiones y la ausencia de costes extraordinarios por los problemas de migración tecnológica que tuvo su filial británica TSB en el año anterior. 
El consejero delegado, Jaime Guardiola, valoró estas cifras y auguró que la banca terminará cobrando por los depósitos a las empresas, no así a los particulares, para contrarrestar el efecto de tipos de interés negativos que están castigando la cuenta de resultados de las entidades financieras. 
En cuanto al balance semestral, el alza de los beneficios se explica en parte por la baja de provisiones. Así, el total de dotaciones y deterioros ascendió a 374 millones frente a los 806 del año pasado.  En cuanto a TSB, desde la entidad afirmaron que recupera el impulso comercial, despliega el negocio de pymes -que aumentó un 6% hasta junio-, y crece en depósitos (+2,6%) y en créditos (+1,2%). 
Para Guardiola, TSB está experimentando un «crecimiento vertiginoso que le llevará a colocarse en niveles premigración» a finales de este año. Del mismo modo, destacó la mejora reputacional del banco británico después de todos los problemas, de tal modo que la App de TSB se situó entre las más valoradas en el mercado de el Reino Unido. «Ningún banco británico de entre nuestros competidores cuenta un con nivel tan alto de valoración de la app», aseguró. 
Preguntado por las intenciones del BCE de rebajar aún más los tipos de interés durante los próximos meses, el consejero delegado resaltó que «los bancos deben afrontar ese entorno de tipos muy bajos de manera estructural y diseñar algunos cambios en el modelo de negocio». En este sentido, según declaró, en el caso del Sabadell «elevado dinamismo comercial que ha demostrado durante el semestre y los sólidos ingresos del negocio les permiten estar más preparados».
No obstante, Guardiola subrayó que la reacción «lógica» ante la situación de los tipos de interés en negativo será la de que los bancos comiencen a endurecer los depósitos a las empresas, aunque ve «difícil que suceda los mismo con los particulares». De esta manera, explicó que su entidad ya cobra los depósitos a los clientes institucionales, y ve probable empezar a hacerlo para las empresas si hay consenso del mercado. «No es fácil, pero me parece que la tendencia va a ser esa y no sé si se va a producir ni cuándo», manifestó. 
En lo que afecta a los particulares, cree que «todavía hay bastantes márgenes de actuación antes de llegar a penalizarles por sus depósitos, pero reconoció que no se puede descartar por completo.
Finalmente, confirmó que el Sabadell no tiene previsto ningún ERE. Y es que, según dijo, el proceso de digitalización en el que se encuentra inmersa la entidad se produce de forma paulatina y continúa y no a saltos por lo que el lógico cierre de oficinas que conlleva se irá haciendo en función de las necesidades de los clientes.