Más problemas en el juego interior

A.I.A.
-

Lima, con un pinchado en la espalda, ausente en los entrenamientos del San Pablo

Más problemas en el juego interior - Foto: Luis López Araico

Vuelven a saltar las alarmas en el San Pablo. El club burgalés no gana para sustos, especialmente en el juego interior. Augusto Lima lleva dos días sin poder entrenar debido a un pinchazo en la espalda.
Los problemas se acumulan en la plantilla de Diego Epifanio. Tras la marcha de Deon Thompson el equipo se resintió de manera alarmante. Se está buscando sustituto, aunque encontrar a un jugador como el americano con su aportación no parece tarea sencilla. Además hay otros clubes en la Liga ACB que también andan detrás de un ala-pívot, por lo que la competencia es grande. Han sondeado a varios pero sus clubes no les dan salida. Se aventura complicado que esté en las filas castellanas para el partido en Valencia y se aspira con confianza que sí lo haga para el Gipuzkoa.
Los malabares que ha tenido que ejecutar Epi han sido importantes, especialmente con Vlatko Cancar. Quizás el esloveno tenga que multiplicarse aún más si Augusto Lima no llega.
El brasileño, sin recibir golpe alguno, no pudo terminar el entrenamiento del miércoles. Sintió un fuerte pinchazo en la espalda. Se le aconsejó descanso, pero hoy le ha ocurrido lo mismo. Se le han practicado varias pruebas, entre ellas una resonancia, para conocer el diagnóstico exacto de sus molestias. En principio, mañanase sabrá y se confía en que pueda incorporarse a los entrenamientos para preparar el encuentro ante el Valencia.
Para suplir su ausencia, el entrenador burgalés ha echado mano del pívot montenegrino Miki Novovic, que está en el filial, el Nissan Grupo de Santiago. «Tenemos que adaptarnos a las situaciones y no podemos buscar excusas de ningún tipo. Hay que afrontar las adversidades y hacerlo lo mejor posible», comenta Epi.
Se resigna ante las adversidades que están siendo especialmente dolorosas en el juego interior: Goran Huskic y Javi Vega, a los que se suman los aleros Vlatko Cancar y en ocasiones Paul Zipser.