scorecardresearch

Investigan a un profesor de Derecho por dar a su hijo dos matrículas de honor

C.M. / Burgos
-

Los compañeros. Los alumnos de 20 de Derecho y Administración de Empresas denunciaron los hechos ante el Rectorado

Juan José Martín Arribas. - Foto: diariodeburgos.es

La Universidad de Burgos ha anulado las dos matrículas de honor que un profesor de la Facultad de Derecho puso a su hijo el curso pasado y ha obligado al alumno a examinarse de nuevo mediante un tribunal ajeno a la institución académica burgalesa. Además, ha abierto una investigación al docente para determinar las posibles irregularidades en las que hubiera podido incurrir y las correspondientes sanciones.

Los hechos se conocieron cuando los alumnos de segundo curso de la doble titulación de Derecho y Administración y Dirección de Empresas denunciaron que el profesor de Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales, Juan José Martín Arribas, puso un diez a su hijo en la asignatura de Derecho Internacional Público I, que se imparte en el primer semestre, y posteriormente repitió la misma calificación en la asignatura de Derecho Internacional Público II, que se cursa en el segundo semestre.

Tras la denuncia de los universitarios, el Servicio de Inspección de la UBU, que vela por el cumplimiento de la actividad docente de los profesores, se puso a trabajar y tomó la decisión de anular la evaluación de ambas asignaturas. Posteriormente, se nombró un tribunal externo para volver a examinar al alumno. Sin embargo, éste no se presentó el día fijado para realizar la prueba y se le suspendieron las asignaturas.

Juan José Martín Arribas alegó ante los Servicios de Inspección que desconocía que no podía corregir los exámenes de su hijo, pero su argumentación no tuvo demasiado peso. En otras ocasiones en la que los profesores imparten asignaturas de una carrera que cursan sus hijos se opta por cambiarles de grupo y rehusan a examinarles, algo que no sucedió en este caso.

Se da la circunstancia de que no es la primera vez que se sanciona a este profesor de la UBU. Juan José Martín Arribas estuvo 20 días sin empleo y sueldo por no haber impartido las clases de la asignatura Instituciones de Derecho Comunitario durante el curso 2006-2007 en la licenciatura de Derecho y en la titulación conjunta de Derecho y Administración y Dirección de Empresas.

En un primer momento la institución académica le había suspendido de sus funciones por un periodo de dos meses, pero el docente presentó un recurso contencioso-administrativo contra la resolución rectoral de 28 de noviembre de 2007 y de 8 de febrero de 2008, que fue estimado parcialmente por el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Burgos, que dejó la sanción en 20 días.

El Juzgado anuló la imputación al profesor de infracción grave por no haber impartido las clases durante los días 3, 4, 5 y 10 de octubre de 2006, aunque entendió que se ajustaba a derecho la sanción por no impartir clase de la asignatura los días 11, 18, 19, 26 y 31 de octubre y 2 de noviembre de 2006.

Afortunadamente casos como el sucedido en la Facultad de Derecho son aislados y la práctica totalidad de los docentes cumplen  con sus obligaciones como ha constado el Servicio de Inspección  en su primer informe desde su creación en el mes de enero. Sus responsables realizan visitas aleatorias y sin previo aviso a los centros para comprobarlo.