Los alcaldes median para que el transporte llegue a los centros elegidos

A.P. / Burgos
-

Los regidores de Tardajos, Villanueva de Argaño y Las Quintanillas se reúnen con el director provincial de Educación para buscar una solución al desplazamiento de los alumnos a Villadiego y Burgos

El Campos de Amaya tiene instalaciones nuevas y menos alumnos por aula. - Foto: ALBERTO RODRIGO

Los alumnos de Tardajos, Villanueva de Argaño y Las Quintanillas deben acudir, según la adscripción de centros diseñada por la administración, al instituto Camino de Santiago, ubicado en la capital. El problema es que muchos padres de estos escolares prefieren matricular a sus hijos en otros centros y, por ello, no disfrutan del transporte escolar. Los padres pueden matricular a sus hijos en el centro que deseen pero si lo hacen en uno que no corresponde a su localidad, no podrán disfrutar del transporte escolar.
Desde Tardajos, como explica su alcalde, la preferencia es acudir al Diego de Siloé, también ubicado en la capital pero más cercano y con menos alumnos por clase que el Camino de Santiago. 
Los padres de los escolares de Villanueva de Argaño y Las Quintanillas, que durante primaria acuden al colegio Petra Lafont de Tardajos, prefieren matricular a sus hijos en secundaria en el instituto Campos de Amaya de Villadiego, con nuevas instalaciones y menos alumnos por aula. Desde esta localidad se aludía que el autobús del transporte pasaba por allí vacío para coger niños en el siguiente municipio y llevarlos hasta Villadiego. Tras múltiples peticiones a la Dirección Provincial de Educación que fueron denegadas, los alcaldes de Villanueva de Argaño, Villadiego, Tardajos y una concejala de Las Quintanillas han mantenido una reunión con Juan Carlos Rodríguez Santillana, director provincial de Educación. 
Tras la charla, los alcaldes de Villadiego y Tardajos se muestran bastante satisfechos. Ambos, al igual que el de Villanueva de Argaño, reconocen que el director provincial se ha mostrado más abierto a encontrar una solución y esto es positivo. «El transporte escolar se rige por unas normas y se tienen que cumplir, si una localidad quiere cambiarse a otra unidad territorial de admisión lo puede solicitar y, si entra dentro de los posible, se concede. En este caso, tras una charla con los alcaldes, no habría problema en cambiar pero todos tienen que estar de acuerdo», explica Rodríguez Santillana.
Respecto a Tardajos, se ha ofrecido estudiar que, si todos los padres de los alumnos que acuden al Camino de Santiago están de acuerdo, se cambie el centro asignado al Diego de Siloé, por lo que así, al corresponderles este centro, el transporte escolar sí los llevaría hasta este.
Por su parte, el regidor de Villanueva de Argaño sale de la reunión con una buena impresión pero no completamente satisfecho. La solución que proponen a esos padres que quieren que sus hijos acudan al instituto de Villadiego y que, por ahora, no disfrutan del transporte escolar por no corresponderles el centro, es que si quieren acudir en Secundaria a Villadiego también tendrían que hacerlo en Primaria. El problema es que en Primaria están satisfechos acudiendo al colegio de Tardajos y se necesita que todos estén de acurdo. Ahora, los regidores consultarán con los padres, los A.M.P.A. y los directores de los centros sus posiciones, ya que cualquier decisión afecta a muchas personas y es necesario conciliar.


Las más vistas