Una victoria en Alicante podría suponer media salvación

J.A.D.C.
-
Souto podrá ser finalmente de la partida tras superar las molestias de un golpe en el entrenamiento del jueves - Foto: Julio Calvo Recio

De imponerse a Agustinos (sábado, 18.30h.), el Blasgón y Bodegas Ceres alejaría la zona de descenso hasta los cinco puntos

Encuentro apasionante, pero sobre todo intenso, el que el Blasgón y Bodegas Ceres tendrá este fin de semana por delante en la Comunidad Valenciana. El conjunto ribereño se desplaza hasta Alicante para medirse a Agustinos (18.30h.), en un duelo a cara de perro por la salvación, que bien podría traer consecuencias positivas a los pupilos de Juan Moreno si éstos son capaces de puntuar en terreno de juego colegial. Y es que, a tenor del calendario que a todos los equipos les queda aún por delante (cinco jornadas de liga donde los cruces de equipos se antojarán desgarradores para el futuro de hasta diez entidades), una victoria amarilla en la costa levantina podría suponer alejar la zona de descenso hasta los cinco puntos. Todo eso, con diez aún por disputar y con los duelos ante Sant Martí, Santoña, Antequera y Cisne (éste último de forma inminente la próxima semana en el Príncipe de Asturias), en lontananza para los ribereños.

No lo tendrá fácil, a pesar de todo, el club arandino para puntuar en Alicante. La plantilla entrenada por Fernando Latorre necesita sumar de forma desesperada para aferrarse a la salvación, pero sobre todo, para cortar una mala racha de resultados que lleva prodigándose siete semanas y que ha llevado al cuadro azulgrana a ceder terreno contra rivales directos como los mencionados Sant Martí, Antequera o incluso Cisne.

A pesar de todo, pleno en convocatoria para los burgaleses. Juan Moreno recupera a Julián Souto, que no ha entrenado hoy viernes debido a un golpe en la sesión de entrenamientos del jueves, y a Edu Moledo, renqueante durante las últimas jornadas.???