El IES Vela Zanetti muestra su arte con intervenciones paisajísticas

I.M.L. / Aranda
-

Los alumnos del Bachillerato de Arte realizan diversos montajes en el patio para demostrar que sus conocimientos ayudan a mejorar los espacios públicos implicando a la sociedad

Los alumnos realizaron una intervención efímera en el patio de entrada al centro con los elementos de su aula. - Foto: DB

 
Los alumnos de primero y segundo de Bachillerato de Arte del IES Vela Zanetti de la capital ribereña están teniendo un curso ajetreado. Además de clases y trabajos, han tenido que sumar unas actividades extracurriculares enmarcadas dentro de una experiencia de calidad que está a la espera de la valoración de la Consejería de Educación de la Junta. Esta especialidad lleva diez años impartiéndose en este centro y había llegado el momento de insistir sobre las salidas que tiene y darlo a conocer entre la gente de Aranda y alrededores. 
Como este año no tenían que preparar su exposición bienal, han aprovechado para trabajar cosas que no se pueden hacer en el aula. «El exterior es un espacio diferente y nos condiciona para hacer otro tipo de cosas: performance, interacciones, happening, intervenciones,...», aclara Marta Balbás, una de las profesoras del Bachillerato de Arte en este centro. Una de las más llamativas ha sido ‘El Bosque Animado’, una intervención que ha tenido como protagonistas a los árboles del patio del instituto «cambiándoles la apariencia en unos casos, en otros interviniendo con materiales, con objetos que sorprenden a la hora de ver los árboles, se han forrado de tela o de lana, les hemos grapado ganchillo», relata Julio Villalmanzo, otro de los profesores. Esta actividad ha logrado su objetivo, «que es que los alumnos tomaran contacto con otra técnica y que el resto de la gente fuesen actores de la propia intervención, con un valor extraordinario porque se sale de lo rutinario y se logra lo que muchos artistas persiguen, que es salirse de lo establecido con sus obras», apunta Villalmanzo.
 Además, utilizando el espacio del patio del centro, los alumnos desarrollaron una instalación efímera de arte contemporáneo que llamó mucho la atención y que bautizaron como ‘El caso atrapado’. «Fue una acumulación de elementos del aula de Arte unidos por una tela de araña. Fue curioso porque los objetos no estaban en su lugar, la transgresión de lugares conllevó otra forma de expresión. Las lanas que actuaban como tela de araña le daban un aspecto de instalación contemporánea», explica Marta Balbás. En esta línea de las intervenciones efímeras y las performance, crearon una espiral humana con 400 alumnos y profesores que, durante media hora «todos hacían uno».
Para los alumnos más curiosos, y aprovechando las nuevas tecnologías, los profesores han repartido por las paredes del centro arandino imágenes de personajes de cuadros famosos acompañados de un código QR para que los chavales puedan acceder a la información sobre la obra, su autor, su época... «Partíamos de que queríamos poner algo en la pared apoyándonos en un proyecto que se está desarrollando a nivel internacional, en distintas ciudades te encuentras con personajes de cuadros de los museos de esa ciudad, de ahí surgió la idea. Nuestra aportación fueron los códigos QR», aclara Balbás.
La iniciativa se ha completado con dos conferencias, impartidas por Mª Elena Padilla y Julio Villalmanzo sobre, por supuesto, arte.