La carraca de la Catedral volverá a sonar en Semana Santa

-
Los rodamientos se han arreglado para hacer funcionar esta pieza de madera pintada de blanco. - Foto: Alberto Rodrigo

El instrumento, del siglo XIX, está ubicado en la torre norte del templo y su deterioro hizo que se dejara de usar en los años 40. Se escuchará en el Descendimiento del Viernes Santo

Hasta el Concilio Vaticano II(1962-1965) estaba prohibió hacer sonar las campanas durante la Semana Santa. La Iglesia asociaba con Cristo la musicalidad del badajo, y el duelo por su muerte dejaba mudas a las campanas hasta la Resurrección. Para llamar a los fieles al culto, en su lugar, se utilizaban las carracas, cuyo estruendo debía recordar el recogimiento y tristeza de esos días.
La inmensa carraca de la Catedral, ubicada en la torre norte, dejó de sonar dos décadas antes del Concilio Vaticano II. No lo hizo por vanguardismo, sino porque el instrumento de madera que data del siglo XIX estaba deteriorado y, adelantándose a los acontecimientos, decidieron no arreglarlo.
Los responsables de las celebraciones de la Semana Santa han decidido recuperar la tradición  y hacer que la carraca vuelva a sonar en el siglo XXI. Arreglados sus rodamientos, el instrumento y su sonido ensordecedor se escucharán en el acto del Descendimiento del Viernes Santo, que tendrá lugar a las 13 horas del 3 de abril en la plaza de Santa María. En ese mismo evento tendrá lugar el desenclavo de la cruz del Cristo de Burgos y el posterior besapiés a la imagen, como ya se hiciera el año pasado.
Por lo demás, as celebraciones culturales y religiosas de la Semana Santa vuelven a partir de este sábado sin más novedades, salvo la ampliación del número de costaleros del Cristo de las Siete Palabras, que pasan de 36 a 48.
El pregonero será Javier Rodríguez Velasco, que ha sido abad de la Semana Santa durante los últimos 18 años. Le sucede en el cargo Saturnino López, que ayer remarcaba la importancia de la procesión del Anuncio Pascual, que celebra la Resurrección de Cristo.
El Ayuntamiento colabora en esta Fiesta de Interés Turístico Nacional con 35.000 euros, que se traducen en ayudas y subvenciones, 15.000 programas y 2.000 carteles.