scorecardresearch

Sprintem invertirá 600.000 euros en el albergue de Espinosa

A.C./ Espinosa de los Monteros
-

La nueva firma responsable de este alojamiento hasta el año 2040 trabajará para recuperar sus 14.000 usuarios anuales y superar esta cifra además de impulsar su programa de educación ambiental. Reabre el 1 de diciembre

La directora del albergue de Espinosa de los Monteros, Rosa Díez, y el director la nueva empresa concesionaria de su explotación, Sprintem, Fran Navarro. - Foto: A.C.

La empresa Sprintem ya sabe que el albergue de Espinosa de los Monteros cuenta con un potencial inmenso y está enclavado en un espacio natural extraordinario, el robledal del Monte de Edilla, y en una comarca, Las Merindades, que «es una pasada», a juicio de su director y copropietario, Fran Navarro. Lo sabe porque lo gestionó entre 1992 y 2010 y porque este albergue se ha convertido desde 2014 en el de mayor ocupación de los 25 de la red de la Junta de Castilla y León gracias a un potente programa de educación ambiental para escolares que elevó de 10.000 a 14.000 sus usuarios anuales. La nueva adjudicataria de su gestión hasta 2040, reabrirá el próximo 1 de diciembre las instalaciones, cerradas desde que estalló la pandemia en marzo de 2020, con la vista puesta en que «siga siendo el más ocupado de la red regional y mejore aún más esos datos», avanza Navarro.

Las herramientas para lograrlo serán muchas, pero una muy importante será la inversión de 600.000 euros hasta el término del contrato, puesto que la Consejería de Familia e Igualdad d Oportunidades ha decidido que el canon que se venía pagando a modo de alquiler, ahora se convierta en mejoras. A ello ha añadido contratos de largo plazo para incentivar a las empresas. En el caso de Espinosa la cantidad mínima que se invertirá serán 28.500 euros anuales que se revalorizarán con el IPC.

«Gracias a este dinero se conseguirá una instalación más funcional, confortable, adaptada y eso hará que la gente quiera repetir», afirma Navarro. Nueva caldera de pellet, nuevos colchones, wifi en todas las habitaciones, una sala con televisión o medidas para que el albergue sea más eficiente en su consumo de energía y más respetuoso con el medio ambiente, serán algunos de los primeros cambios. Pero habrá más, como la construcción de baños en tres habitaciones -ahora ya cuentan con ellos las de 4, 5 y 6 plazas-, la reforma de los comunes y la creación de baños adaptados, nuevo mobiliario o el acondicionamiento del campo de fútbol. Hay mucho trabajo por delante después de una década de escasas mejoras, pero los responsables de Sprintem confían  en las posibilidades del albergue y su entorno y «en un equipo de trabajo que ya conocíamos».

Rosa Díez Díez, la directora de este alojamiento desde 1998, coincide con Navarro en esa admiración mutua y defiende que «el albergue ha pasado por varias empresas y la mejor en cuanto a calidad de trabajo, organización, gestión y compromiso con el pueblo y con la plantilla ha sido Sprintem». Díez y el resto de trabajadores del albergue esperaban como agua de mayo la reapertura. Cuatro salieron hace unos días el ERTEen el que estaban desde hace más de un año y medio. Pero cuando todo arranque en pocas semanas, los empleos directos serán siete más otros ocho indirectos. En temporada alta, el albergue de 80 plazas, a las que se suman en verano las 300 de las seis zonas de campamento del exterior, llega a dar trabajo a 30 personas, lo que lo convierte en una de las empresas más importantes de Espinosa.

Entre los próximos meses de enero y junio de 2022, de lunes a viernes, el albergue ya está lleno de escolares y ya hay reservas para diciembre que Sprintem, gestor de los albergues de la Diputación en Pineda de la Sierra, ha ido realizando. Navarro puntualiza que el de Espinosa es un alojamiento, no solo para niños y jóvenes, sino también para familias, parejas o grupos, al contar con habitaciones de 2 a 6 plazas y por precios de 25 euros la pensión completa.