Más que un musical

Concha Barrigós (EFE)
-

El sonido de Mecano sube a escena 30 años después con 'Cruz de Navajas', un espectáculo audiovisual con las canciones que convirtieron en mito al grupo más icónico de los 80

El espectáculo, producido por Gonzálo Pérez Pastor, se estrenará en Valencia y luego irá a Madrid.

Mecano son «los Abba», «los Queen» castizos, «el grupo español de pop más importante de todos los tiempos», y por ello se merecen Cruz de navajas, 35 temas en directo respaldados por vídeos en pantallas gigantes que se estrenará en Valencia, el 3 de marzo, y, el 16 de abril, en Madrid.
No es un musical porque no tiene una dramatización entre números, sino «un espectáculo musical», las canciones que hicieron un mito del grupo, retirado de los escenarios hace casi 30 años tras haber vendido 25 millones de discos en todo el mundo, precisó ayer su productor, Gonzalo Pérez Pastor, el mismo de Billy Elliot o Priscila.
Con dirección artística del bailarín y coreógrafo Sergio Alcover, dirección musical de Isaac Ordóñez y escenográfica de Eduardo Moreno, Cruz de navajas, título de una las canciones más famosas del grupo que formaron los hermanos Nacho y José María Cano y Ana Torroja, reúne a 25 intérpretes, seleccionados en audiciones de entre 2.200 candidatos.
En el show, una idea que le llevaba rondando a Pérez Pastor ocho años, no se utiliza ninguna imagen del grupo original y todos los «cortos» son de nueva creación y solo tienen que ver con el contenido del tema interpretado.
«No queríamos que se pareciera a nada de lo que había ni a su época ni a ellos ni a la Movida. Es cómo sonarían hoy en día sus canciones», detalló el productor.
En Valencia han tenido que ir a La Rambleta, donde estarán un mes, y en Madrid a la carpa del Ifema porque es, «probablemente, el mayor espectáculo hecho jamás», en el que 120 personas trabajan desde hace seis meses.
Alcover explicó que la selección de cantantes, bailarines y músicos no se ha hecho en función del espectáculo sino que ha sido «al revés» porque «está hecho al servicio del talento de cada uno».
Aunque no hay una trama dramática sí hay, puntualizó, «un hilo conductor, el de la emoción que provocan sus letras y sus músicas, desde la alegría a la congoja. Es un show como los de Beyonce, más cercano al mega espectáculo que al teatro musical, una visión transversal», agregó. Por eso han optado por trabajar por primera vez en un espectáculo con pantallas de led transparentes que permiten usar todo la superficie y crear universos distintos para cada una de las canciones del grupo.