Un fastuoso entierro y otras efemérides de Villamartín

P.C.P.
-

Policarpo López-Sanvicente publica un libro de 167 páginas con 4 crónicas de viaje y 19 relatos de episodios acaecidos en esta pedanía de la Merindad de Sotoscueva desde el siglo XVI

Raquel Contreras y el autor, entre los alcaldes de la Merindad de Sotoscueva (i.) y de Villamartín. - Foto: Alberto Rodrigo

Antonio de los Ríos era lo que hoy llamaríamos un socio empresarial de los Curiel, una de las familias de mercaderes más rica de Castilla en el siglo XVI, asentada inicialmente en Aranda de Duero y prestamista del rey. Su entierro en Villamartín, de donde procedía, se convirtió en uno de los grandes acontecimientos del siglo y en uno de los 19 relatos que integran el libro sobre esta pedanía de la Merindad de Sotoscueva que se acaba de publicar y que incñuye además 4 pequeñas crónicas de viaje.
Su autor es Policarpo López-Sanvicente, un funcionario ya jubilado nacido en Burgos (1953) y «admirador de las Merindades, de donde desciende su familia paterna», según ha explicado esta mañana en la Diputación Provincial Raquel Contreras.La diputada ha presentado la obra junto a José Luis Azcona y Manuel Guerra, alcaldes de la Merindad y la pedanía, respectivamente. Este último agradeció no solo el gran trabajo de difusión turística, sino también el interés de «alguien que se toma su tiempo para dejar su poso en un libro» y relatar cómo era la vida de la gente de estos lares hace siglos.
El libro (167 páginas) está a la venta en Librería Espolón. En portada se reproduce la cruz del muro de cabecera de la iglesia de San Esteban, con un epigrama del año 1176, y en contraportada las pinturas de la ermita de Santa Marina.