El Ayuntamiento clausura Wifibur tras 4 años de servicio y la crisis de Gowex

A.R. / Burgos
-

El concejal de Nuevas Tecnologías, José Antonio Antón, destaca que sí se mantiene el wifi gratis en los edificios municipales

La oficina informativa de la Plaza Mayor continúa abierta. - Foto: Alberto Rodrigo

 
Han pasado ya nueve meses desde que estalló el escándalo en la empresa Gowex, cuyo fundador, Jenaro García, infló las cuentas durante años. Pues bien, es ahora cuando el Ayuntamiento ha decidido rescindir el contrato con esta firma que se firmó el 23 de mayo de 2011, y que es la encargada de gestionar el wifi gratis en varias ciudades de España, entre ellas Burgos. Ha sido el concejal de Hacienda, Salvador de Foronda, quien ha rubricado esta decisión, que supone clausurar «la autorización destinada a la ocupación temporal de dominio público de un ancho de banda de red inalámbrica del Ayuntamiento». 
El paso se ha dado a raíz del informe redactado en marzo  por el jefe del Departamento de Informática del Ayuntamiento, quien considera que «la renovación no es oportuna». Y esta afirmación la basa en dos motivos. El primero, la situación de Gowex, a la que ya se ha aludido anteriormente, «que no le permite seguir prestando servicios con las condiciones actuales, por razones económicas y de garantías del mismo». En segundo lugar, a raíz de la publicación de la Ley 9/2014, General de Telecomunicaciones, «que modifica la actuación de las Administraciones Públicas en el contexto de las comunicaciones electrónicas y por el que se modifican las condiciones actuales en los servicios de wifi/internet a los ciudadanos». 
Hay que recordar que fue en la Junta de Gobierno Local celebrada el 30 de diciembre de 2010 cuando se aprobó el pliego de cláusulas administrativas que sirvieron de base al procedimiento abierto, a través de varios criterios, para otorgar la autorización sobre bienes de dominio público para la ocupación temporal de un ancho de banda de red inalámbrica del Ayuntamiento. Casi medio año después, el 5 de abril de 2011, el mismo órgano adjudicó dicho contrato a la mercantil Gowex Wireless S.L. por un periodo de cuatro años con un canon anual de 12.500 euros IVA no incluido. Dicho contrato se firmó el 23 de mayo de 2011. Entonces era alcalde Juan Carlos Aparicio y concejal de Nuevas Tecnologías Eduardo Villanueva, que fue destituido en octubre de 2012 por el actual alcalde Javier Lacalle tras estallar el ‘caso factura’ vinculado al uso que el edil hizo desde un duplicado de una tarjeta municipal de datos perteneciente al departamento de Informática.
En aquella etapa, además, y según publicó este periódico en julio de 2014, Gowex cobro 413.000 euros de seis contratos.  
Aunque algunos usuarios de este servicio han criticado a lo largo de estos años los problemas con los que se encontraban a la hora de conectarse (mala cobertura, lentitud...), lo cierto es que desde el Ayuntamiento siempre se ha destacado que contaba con una gran demanda respaldada por cientos de usuarios tanto en espacios interiores como exteriores y desde que se puso en marcha Wifibur se vendieron sus ‘bondades’. 
Desde la Concejalía de Nuevas Tecnologías, el edil José Antonio Antón destaca que la rescisión del contrato no va a afectar, sin embargo, al servicio en el interior de edificios municipales, donde se empezó  a implantar a finales del año 2009 y que se ha ido ampliando con los años.
Y respecto al problema que puede suponer la ausencia de wifi gratis en espacios exteriores para los turistas, Antón recuerda que tanto el Centro de Recepción de Turistas (Citur) como el albergue  de peregrinos sí lo ofrecen.