Reencuentros en El Montecillo

J.A.D.C.
-
La lesión de Zazu deja a Borja París como dueño absoluto del lateral izquierdo - Foto: Julio Calvo

La Arandina se mide este domingo a un Almazán repleto de exjugadores blanquiazules (17.00h.)

Vigesimoprimera jornada de liga en el Grupo VIII y debut en 2019 de la Arandina como anfitrión. Y es que en casa, precisamente, recibe el conjunto de Javier Álvarez de los Mozos este domingo a la SD Almazán (17.00h.). Un equipo repleto de futbolistas con antepasado blanquiazul (hasta ocho), y que vuelve a dirigir, tras una breve experiencia en el banquillo ribereño, el técnico burgalés Diego Rojas.

Trayectoria estable para la Arandina en su terreno de juego (hoja de servicios impecable), pero advertencia soriana también para la entidad burgalesa en forma de resultados a domicilio. El Almazán acumula cinco triunfos en sus siete últimos compromisos (con victorias a destacar en La Bañeza y Ávila). Números que han permitido al equipo adnamantino abandonar los puestos de descenso y perfilarse, con 28 puntos y en decimoprimera posición, dentro de la zona templada de la clasificación.

En cuanto al número de efectivos, bajas importantes para Javier Álvarez De los Mozos a la hora de confeccionar el hipotético once inicial. Zazu deberá perderse lo que resta temporada debido a una rotura de ligamente cruzado anterior y Fran Adeva, aunque sin molestias graves, es prácticamente seguro que no llegue al encuentro. Borja París en el lateral izquierdo y Diego Abad como pareja de baile de Rubiato, se antojan sus principales recambios naturales.